Internacionales

Abogados de Puigdemont presentaron una querella a periodista

Los abogados también tomaron acciones legales con cartógrafos

Barcelona.- Los abogados de Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, y Toni Comín, exconseller, presentaron una denuncia contra Ana Rosa Quintana y camarógrafos de Telecinco.

Los camarógrafos a finales de enero, en un evento en Bruselas captaron mensajes de texto donde el expresidente expresó que se “sacrificó” por los suyos.

“Esto se ha terminado”, continuó el mensaje de texto, luego aseveró “el plan Moncloa Triunfa, los últimos días de Catalunya republicana”.

A través de Europa Press,  los abogados expresaron este jueves: “Hemos presentado una querella ayer ante un juez de instrucción de Lovaina en nombre de Carles Puigdemont y Toni Comín por violación de la privada contra las dos cámaras”.

Asimismo, continuaron e indicaron que también la querella contra Ana Rosa “por filmar y difundir mensajes de su smartphone el 31 de enero”

Paul Bekaert, consejero legal, aseguró que los dos miembros denunciados, Luis Navarro y Fernando Hernández, serán citados “para interrogarlos en Bélgica”.

La Privacidad

La privacidad es un derecho con el que todo ser humano cuenta, así resaltó Bekaert,  al informar que “se filmaron durante 50 minutos mensajes privados que el presidente intercambió con Toni Comín”.

Asimismo, recordó “capturar y difundir comunicaciones privadas sin autorización de las partes constituye delito según el Derecho belga de atentado de la vida privada, castigado con pena de prisión entre seis meses a un máximo de tres años”.

El abogado explicó que la denuncia no es con el fin de “meter a la periodista en la cárcel”, sino proteger y “subrayar la importancia de la vida privada”.

“Tenemos a personas que están en Bélgica como refugiados, en el exilio, que están en situaciones bastante vulnerables, que son objeto de una presión mediática muy importante” añadió el abogado.

Bekaert recordó el derecho de informar que tienen los periodistas, siempre y cuando sea dentro de los límites, por ellos recalcó que “robar información” es una violación de la ley penal.

Lo sucedido

La periodista de Telecinco publicó a finales de enero los mensajes grabados en el teléfono de Comín, donde tenía una larga conversación con el expresidente.

Por filtrar la información, el código penal belga prevé penas de seis mes a tres años de prisión por difundir mensajes privados sin consentimiento.

Artículos relacionados

Close