Internacionales

Agricultores venezolanos denunciaron que GNB les decomisa dinero y comida

Los puntos de control se han convertido en los sitios oportunos para estas acciones por parte de los uniformados

Varios agricultores del estado Anzoátegui, al oriente de Venezuela, denunciaron que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) les decomisan el dinero en efectivo y productos alimenticios.

Los trabajadores del campo aseguran que esta situación es una constante en los puntos de control que se encuentran en la entrada de Boca de Uchire y Los Arcos del barrio La Ponderosa de Barcelona.

Los productores, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato, indicaron que al vender sus cosechas y casabe, algunos de los clientes les pagan con efectivo. Mayormente, estos pagos se producen en las localidades de Sabana de Uchire, Valle de Guanape, Clarines y Onoto, zonas al oeste del estado Anzoátegui; además de Zaraza, en el estado Guárico.

Del mismo modo, comentaron que con el dinero en efectivo producto de la venta de sus cosechas compran comida en el mercado de Puerto La Cruz, donde no les dan factura que les permita mostrar la legalidad de la compra. Pero cuando transitan por dichas alcabalas, los uniformados les quitan el dinero en efectivo y en ocasiones la mercancía, quedando los agricultores sin poder realizar sus respectivas compras.

“Los guardias nacionales y los policías están para proteger al pueblo, no para robarlo” expresó un agricultor.

Lea también Gobierno venezolano anunció “ocupación temporal” de ocho mercados municipales

¿GNB garantes de la seguridad de los venezolanos?

La Guardia Nacional Bolivariana debiera ser sinónimo de seguridad y garantías para todos los venezolanos, sin embargo, esto no suele ocurrir, pues en la mayoría de los casos los efectivos de la GNB protagonizan escenas turbias y de violencia.

De hecho, seis efectivos de la GNB se encuentran detenidos por su presunta vinculación en la muerte de una niña de un año y medio el pasado lunes, en Valencia, estado Carabobo.

Todo inició la tarde del domingo Día del Padre, cuando el grupo de seis funcionarios de la GNB llegó al sitio uniformado a ingerir licor,  al igual que el resto de los presentes. Presuntamente llegaron a la gallera en un vehículo oficial.

Cerca de la 1:00 am del lunes, por razones desconocidas, hubo una discusión entre algunos guardias y el padre de la niña. Testigos sostuvieron que el ciudadano al ver que los guardias nacionales estaban pasados de tragos, y para evitar problemas decidió subir a su vehículo en compañía de su familia (esposa e hija).

Al encontrarse en el carro marca Toyota, color vinotinto, los uniformados comenzaron a dispararles. El dueño del vehículo, su esposa e hija fueron heridos por el paso de proyectil disparados por el arma de fuego que accionaron los militares. La niña de 18 meses de nacida llevó la peor parte; recibió un disparo en la cabeza.

Los presuntos victimarios subieron al vehículo oficial y se fueron del lugar. Las personas que quedaban en el lugar trataron de impedir la huida y les lanzaron piedras y otros objetos; pero estos aceleraron y desaparecieron en la oscuridad.

Artículos relacionados

Close