Alemania se reveló ante compras de China | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Alemania se reveló ante compras de China

Alemania.- No importa el costo de la compañía, importa su know how (conocimiento práctico). Esa resulta la estrategia aplicada por los inversionistas chinos en Alemania como parte de una metodología de expansión técnica y tecnológica que comienza a no gustar en la primera economía del Bloque Europeo.

Según reseña el diario El Mundo y como lo evidencia un reciente estudio de la consultora Ernst & Young, un total de cincuenta y ocho compañías alemanas pasaron entre los meses de enero y octubre del año 2016 a manos de inversionistas de China y de Hongkong, diecinueve más que en el año 2015. La suma de esas adquisiciones consiguió los once mil seiscientos millones de euros, una cuantía veinte veces superior a la del año anterior.

Únicamente en tres ordenamientos, los inversionistas chinos se dejaron siete mil millones de euros. Por el grupo guía de robótica industrial KuKa se cancelaron cuatro mil seiscientos millones de euros, por el constructor de maquinaria KraussMaffei mil millones, y por EEW, empresario y proveedor de equipamiento para la combustión de basura, mil seiscientos millones.

«La adquisición de compañías berlinesas por inversionistas chinos se ha proyectado en los últimos años pero en la República de China existen muy pocas franquicias alemanas. El escenario es asimétrico», advirtió en declaraciones que acopia el semanario Der Spiegel, el representante de la Asociación Mergers & Acquisitions, Kai Lucks.

De acuerdo a Luks, antiguo trabajador de la compañía Siemens, la República de China conserva una regulación que entorpece extraordinariamente la adquisición de sociedades chinas por parte de agencias alemanas, y extranjeras en general, ya sea exigiendo a esas compañías a aceptar colaboración china o asignando requisitos improbables de cumplir. El pasado año las jurisdicciones de Pekín incluso fortificaron su catálogo de requisitos y precisaron hasta treinta y ocho áreas de profesión en las que se prohíbe claramente la participación extranjera.

«La política debe aseverar que exista simetría», sostuvo Lucks en un toque de atención a las jurisdicciones alemanas. Y estas ya se encuentran cuestionando si es adaptable al caso de China la posibilidad de que un mercado abierto transporta ventajas inclusive si el accionista no brinda el mismo grado de apertura.

Comments

comments