Alto comisionado de la ONU alertó sobre Ley de Seguridad Interior en México

México.- Un Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertó sobre la propuesta de la Ley de Seguridad interior. En su preocupación destacó que prever de esa forma la participación de las fuerzas armadas es ambiguo.

La Ley de Seguridad de Interior fue aprobada por los diputados y va en camino al Senado. Desde que Enrique Peña Nieto destacó la urgencia de su aprobación, no se ve retorno en cuanto a la puesta en vigencia de la ley.

Zeid Ra’ad Al Hussein es un Alto Comisionado de la ONU quien en su preocupación rindió declaraciones. Destacó que es un “proyecto muy preocupante” por la posibilidad de múltiples interpretaciones.

“La ambigüedad del proyecto de ley es muy inquietante. Se corre el riesgo de que sus normas puedan aplicarse de forma amplia y arbitraria”, dijo.

Según su experiencia, regular las operaciones de las fuerzas armadas no es el paso adecuado para México. Se sabe que esta es una medida tomada por los márgenes de inseguridad que existen actualmente. Sin embargo, poner el ejército de continuo en las calles podría generar el efecto contrario.

“El actual proyecto legislativo puede delimitar los alicientes que tienen las autoridades civiles para asumir plenamente sus funciones como agentes encargados de hacer cumplir la ley”, explicó. Es decir, que no solo podría generar más violencia, sino entorpecer las labores de otros cuerpos de seguridad.

Las Fuerzas Armadas sustituirían cuerpos policiales

El Alto comisionado visitó México en el pasado 2015 y avistó situaciones que podrían bien justificar la ley. Sin embargo, las trajo a colación en su comunicado.

“Las autoridades le dijeron que el despliegue inicial de las fuerzas armadas había sido inevitable. Debido a la debilidad de algunos cuerpos policiales. Y le aseguraron que estaban comprometidas a sustituir gradualmente a los efectivos militares movilizados por fuerzas de policía robustas y mejor preparadas. Tanto en el plano federal como el estatal”

Aún así, el proyecto de ley no menciona la necesidad de fortalecer los cuerpos policiales. Tampoco incluye estrategias de salida gradual de estas medidas. Sino que, a su parecer, propone que se instauren como patrulleros permanentes. Esto podría significar que incluso se espera que las fuerzas armadas regulen el resto de los cuerpos de seguridad.

“El Proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados contiene varios elementos inquietantes. Entre otros, el hecho de que, en determinadas circunstancias, las autoridades civiles podrán colocarse bajo el mando de las fuerzas armadas”, destacó.