Amnistía Internacional pidió a Venezuela proteger pruebas encontradas en fosa de cárcel

Venezuela.- Recientemente fueron encontradas las osamentas de 14 personas fallecidas en condiciones aún desconocidas dentro de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), ubicada en San Juan de Los Morros.

Al respecto, Amnistía Internacional (AI) se pronunció tras el terrible hallazgo de las fosas comunes pidiendo a las autoridades venezolanas que por favor protegieran todas las pruebas y dispusieran todos sus esfuerzos necesarios para realizar la pronta identificación de los restos, así como la búsqueda de los mecanismos de justicia y reparación para los familiares de las víctimas.

La declaración pública de Amnistía Internacional sobre el caso reconoce los esfuerzos iniciales de la investigación que lleva el Ministerio Público de Venezuela, pero insta a las autoridades para llevar un caso completamente imparcial, expedito e independiente durante toda la investigación.

El descubrimiento de la fosa común dentro de un centro penitenciario ilustra la grave crisis carcelaria en Venezuela, y pone de manifiesto una realidad que muchos niegan. El hallazgo ocurrió el pasado 9 de marzo, cuand fueron halladas las osamentas de 14 occisos.

Los reclusos dentro de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) no se pronunciaron al respecto, pero sí lo hicieron los familiares de algunos presos desaparecidos o que por alguna circunstancia iban a visitar al recinto, pero se negaban presuntamente a ver a sus familias.

AI insta a las autoridades para llevar un caso completamente imparcial.

La ONG Observatorio Venezolano de Prisiones relató que habían recibido denuncias de familiares de reclusos, los cuales indicaron que no habían visto a sus detenidos en días. Esa situación, para muchos, despertó suspicacias porque tal vez les pudiese estar pasando lo mismo que a los occisos encontrados en la PGV.

AI indicó a través de su comunicado que lo ocurrido en la PGV puso de manifiesto un desprecio total por la vida humana, y la rendición de cuentas por parte de las autoridades. Se hace necesario que las autoridades enfrenten la crisis carcelaria que vive el país, pero que también se le garantice a la población reclusa sus derechos, para que no se repitan esos horrores.

“Desde AI hacemos un llamado para que las autoridades combatan la multiplicación de armas de fuego en los recintos y se entrene al personal con el objetivo de mantener el orden”. Por otro lado, los problemas de hacinamiento, atención médica, comida y agua siguen siendo las necesidades más inmediatas que aclama este sector.