Internacionales

Analista: Magnitud de la recesión en Argentina es la variable del ajuste

Afirmó que el Gobierno deberá inyectar capital del FMI al mismo nivel o mayor que la inflación hacia los agentes económicos

No solo la inyección de capital en forma de liquidez al mercado es la fórmula para revertir la crisis en Argentina, el factor clave radica en el financiamiento que a través del presupuesto 2019 se le otorgue al sector público y privado del país. Así lo ve el economista Daniel Artana, en un artículo de opinión reseñado por el diario La Prensa. Sin duda, la recesión en Argentina puede ser mayor.

La fórmula pasa por el financiamiento con el objetivo de lograr un desequilibrio externo que se reduciría, gradualmente, desde el 5% del PIB en 2017 a 2,7% del PIB en 2020 en el escenario más benigno proyectado por el Gobierno argentino y el FMI, o a 1% del PIB en el escenario adverso, según el experto.

Esto implica que si “la magnitud de la recesión es la variable del ajuste”, como lo señala Artana en su artículo, el Gobierno deberá inyectar capital del FMI al mismo nivel o mayor que la inflación hacia los agentes económicos para cerrar la brecha fiscal.

Lea también: Más personalidades llegaron a Colombia para la toma de posesión de Duque

Estrategia ante la recesión en Argentina

De tal manera que, si la inflación cerrará el año en 30% y el ajuste fiscal al gasto público que hizo el Gobierno es de 20.000 millones de pesos, el Estado debería inyectar el 30% o 40% de las divisas que le suministró el FMI para financiar al sector público y privado y así lograr un repunte en el PIB para dinamizar el flujo de caja del país.

“Mientras se mantenga el déficit de la cuenta corriente del balance de pagos, el país debe lograr colocar deuda neta por encima de los vencimientos de capital. Si esos fondos no están disponibles, las divisas se deben generar por las buenas, es decir, vía un aumento de exportaciones de bienes y servicios, lo que normalmente requiere un tipo de cambio más real o más alto”, argumenta.

El Gobierno debería entonces incrementar la actividad económica mediante las exportaciones para colocar en positivo la balanza de pago. Asimismo, podría volver a endeudarse sobre los capitales acumulados que ya tiene para producir más productos exportables y recuperar la inversión con divisas destinadas a la reposición de la deuda contraída y al financiamiento del sector público-privado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close