Salud

Anibal Lotocki y van…

Nuevamente el cirujano Anibal Lotocki esta en el ojo de la tormenta por mala praxis. Esta vez le tocó el turno a Pamela sosa, quien fuera su mujer y también un catálogo viviente de su trabajo; ahora esta muy complicada e internada.

Pero esta no es la primer famosa damnificada por las cirugías y por el material no apto que utiliza como el metacrilato, y eso si dejamos de lado que no opera en lugares habilitados, según relatan las pacientes. La primera famosa en denunciarlo fue Silvina Luna, quien hoy por hoy sigue con problemas médicos y cabe la posibilidad que no pueda tener hijos por las pastillas que tiene que tomar de por vida. Otra de las damnificadas fue la modelo Gabriela Trenchi, quien sufrió abandono de persona después de haber sido operada, como le pasó a la ex de Maradona Verónica Ojeda, o Silvina Gallardo quien todavía hoy siente dolores.

[pullquote]”No puedo decir soy cirujano plástico porque no lo soy, puedo operar pero no estoy autorizado para hacer crujías plásticas“(dijo el Doctor en desayuno americano)[/pullquote]

Lo raro es que todavía aunque se han allanado sus “clínicas” y han encontrado irregularidades, el sigue operando acá y en las provincias del interior del país. Muchos dicen que hay alguien más arriba que se encarga de taparlo para que todo quede en la nada; en algún momento peritos médicos dijeron que lo que le pasaba a las víctimas no tenía nada que ver con las operaciones.

Si bien el reconoce que una vez falleció una paciente suya, la justicia lo sobreseyó, y el ahora se queja de las acusaciones y ya ha dicho en más de una entrevista que va a demandar a las que digan que fueron víctimas de mala praxis.

Por supuesto muchos casos no se denuncian por miedo o porque fueron operadas  por canje, por lo que las famosas no quieren quedar como desagradecidas, aunque claro esta que sí hay famosas que están muy contentas con el resultado de las operaciones y siguen creyendo en este médico que no deja de estar en el ojo de la tormenta, entre ellas se encuentran Moria Casan y Mónica Farro.

Lo que resulta llamativo es que ante tanta denuncia, el sigue operando y ellas siguen atendiéndose con él, sin pensar en el después aunque siempre salga ileso de toda acusación, la duda esta sembrada.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close