Árbitro gay lucha contra la homofobia

Inglaterra.- Cuando tomó la decisión de hablar abiertamente de su sexualidad, Ryan Atkin, primer árbitro del fútbol profesional inglés en declararse homosexual, solo esperaba poder ayudar a combatir la homofobia en el deporte.

El pasado jueves, Atkin decidió romper un tabú en este deporte y hablar públicamente de su homosexualidad y de la forma como se aborda en el mundo deportivo la homofobia.

“Ser gay no tiene ninguna importancia cuando se trata de arbitrar un partido de fútbol”, declaró el árbitro en una entrevista concedida a un medio especializado.

“Ser gay no tiene ninguna importancia cuando se trata de arbitrar un partido de fútbol”

“Pero si hablo de igualdad y de diversidad, voy a mencionar que soy gay porque es lo pertinente”, añadió. “La homofobia siempre es un problema, aunque las cosas mejoran cada día. Podemos cambiar el juego y la cultura si cambiamos las mentes”.

Atkin brindó todo su apoyo a la campaña “Cordones arcoiris”, que fue lanzada por Stonewall, una asociación de defensa de la comunidad diverso sexual y apoyada por la Federación Inglesa (FA) y la Premier League.

La campaña tiene como objetivo erradicar la homofobia en el deporte y sensibilizar al público, para que evite comportamientos discriminatorios durante los partidos.

Para Atkin, revelar su orientación sexual es una manera de marcar el camino a seguir por otros homosexuales. En el fútbol inglés no hay ningún otro deportista que haya reconocido su orientación sexual y mucho menos un árbitro. Ahora espera que las personas se sientan cómodas hablando del tema y no sientan miedo de reconocer su propia sexualidad.

Neale Barry, el jefe de los árbitros en la FA, celebró la decisión de Atkin de no negar su orientación sexual y lo felicitó públicamente.

“La FA apoya completamente a Ryan. Nuestro papel es apoyar a todos los árbitros, ayudarles en su desarrollo, maximizar su potencial pero, sobre todo, ayudarles a que sus experiencias sean positivas”, dijo.

Atkin tiene bastante actividad para la próxima temporada del fútbol inglés y no tiene miedo que su revelación le impida seguir trabajando. Será cuarto árbitro en los partidos de Premier League y principal en los niveles inferiores.