Internacionales

Argentina: Acuerdo entre el Mercosur y la UE pondrá en riesgo 186 mil empleos

Las próximas elecciones en Brasil podrían frustrar el acuerdo entre ambos bloques

La firma del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) pondrá en riesgo 186 mil puestos de trabajo industriales.

El impacto potencial del tratado que Mauricio Macri buscará reflotar en su gira europea alcanzará a 11 de cada 100 empleos en actividades fabriles.

Un estudio realizado por el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior que depende de la Umet advirtió que el impacto laboral del proceso de desregulación y reducción de aranceles previstos en el tratado será concentrado por los sectores de metalmecánica, calzado, textil, marroquinería, muebles, autopartes, química y automotores.

Doble problema

El impacto potencial de la apertura comercial sobre las empresas nacionales es doble. En primer lugar, el aumento de las importaciones directamente a la Argentina desplaza producción local.

La segunda consecuencia de la rebaja en los aranceles llegará porque Argentina bajará su nivel de exportaciones al resto de los integrantes del Mercosur, principalmente Brasil, por el abaratamiento relativo de los productos europeos en sus mercados.

Elecciones en Brasil podrían ser determinantes para el acuerdo

En su viaje por Europa, el presidente Macri buscará acercar posiciones con su par francés, Emmanuel Macron, quien se muestra renuente a una apertura a los productos agrícolas del Mercosur.

El plazo de marzo que se pusieron como objetivo los negociadores tiene en cuenta la proximidad de las elecciones en Brasil, ya que una eventual victoria del precandidato del PT, Lula da Silva, podría frustrar los consensos alcanzados tras el advenimiento de los gobiernos de Mauricio Macri y Michel Temer.

“La discusión estructural que encierra las negociaciones del acuerdo es la estrategia de desarrollo productiva del Mercosur. Una apertura irrestricta que no permita desarrollar las capacidades productivas industriales y tecnológicas acumuladas por los principales países del bloque (Brasil y Argentina) reforzaría la presión hacia la primarización de la estructura productiva local”, apunta el documento del ODEP.

La UE es un socio comercial relevante para Argentina. Entre 2015 y 2017, el 15 por ciento de las exportaciones, fundamentalmente derivados de la soja y alimentos –productos marítimos, carne bovina, productos frutihortícolas maní y vino–, tuvieron como destino los países del bloque.

“Debido a las elevadas restricciones comerciales y subsidios a la producción agrícola que la UE mantendría a pesar de la firma del acuerdo, las ganancias por mayores exportaciones serían exiguas”, advierten los autores del reporte.

Por su parte, los miembros del bloque europeo explican que el 17 por ciento de las importaciones nacionales que según precisa el informe están concentradas en sectores de alto valor agregado e intensivos en conocimiento.

“Las principales economías del continente europeo son potencias exportadoras en varios sectores en los cuales la industria local ha demostrado poseer capacidades y tiene tradición productiva, aunque con menores niveles de complejidad y productividad relativas. La liberalización del comercio tendría un claro impacto negativo en las potencialidades de estos sectores de escalar en la cadena de valor y generar empleos de mayor calidad fronteras adentro”, advierten desde el ODEP, que encabeza la economista Paula Español.

Artículos relacionados

Close