Deportes

Decepción monumental

Buenos Aires.- La Argentina decepcionó a todos luego de caer 2-0 ante Ecuador en el Monumental, y dejó una muy pálida imagen de cara al inicio de las eliminatorias. Más que decepción, fue preocupación lo que generó esta derrota de la selección, y no por el resultado, sino por el nivel de juego que mostró.

Al equipo de Gerardo Martino no se le cayó una idea; fue desordenado en todos los sectores de la cancha, y sin un jugador que comandes las riendas del equipo, cosa que hace Lionel Messi, ausente por lesión. Al principio del encuentro, el encargado de esto era el Kun, por quien el técnico se había inclinado a que llevará a cargo el rol de conductor. Ante la baja de Messi, todos esperaban que Carlos Tevez compartiera la delantera con Agüero, pero  el Tata optó por dejarlo en el banco y que ese lugar lo ocupe Correa. Aún así, llegando a los 20 minutos de la primera parte el Kun se lesionó e ingreso el ”Apache” en su lugar.

Igualmente, el tema de hoy no pasó por si jugaba Tevez o no. El equipo no demostró nada, todo lo bueno que hizo en el juego durante su actuación en la Copa América de Chile disputada hace menos de tres meses, hoy no apareció. Fue un equipo muy parecido al que jugó ante México hace unas semanas atrás, con una defensa muy desordenada, desequilibrio en la mitad de la cancha, y una delantera plasmada por la individualidad y el poco compañerismo.

Para colmo, el conjunto ecuatoriano hizo un buen partido, pero cuando peor la pasaba, y menos tenía el balón, llegaron los goles. Primero Erazo, tras un corner en donde cabeceó solo. Apenas un minuto después Caicedo, tras una espléndida corrida de Valencia que metió un perfecto centro atrás.

Todo el equipo argentino en general jugó mal, muy mal. El único a la altura fue el arquero, que bastante hizo, pero poco pudo hacer en los goles. Muy mal partido de la defensa, casi siempre quedando mano a mano. Tampoco estuvo a la altura el mediocampo, donde no parecieron estar presentes ni Biglia ni Pastore.

Arriba, salvo Correa con alguna que otra arremetida, estuvieron muy fríos y con poca ímpetu. Tras más de 20 años sin perder de local, la Argentina perdió su invicto y arrancó muy mal la eliminatoria de camino a Rusia 2018. Lo único que queda claro es que la selección deberá replantearse muchas cosas si quiere llegar bien a la cita mundialista, aun cuando todavía falta mucho tiempo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close