Internacionales

Argentina: Detuvieron a brasileño que se dedicaba a clonar tarjetas en Palermo

Insertó un dispositivo en el lector para hacerse de los datos de las cuentas

Este domingo, agentes policiales detuvieron a un hombre de nacionalidad brasileña. El sujeto habría sido señalado de instalar en un cajero automático del barrio porteño de Palermo, un dispositivo para clonar tarjetas y robar las claves.

Funcionarios de la Policía de la Ciudad concretaron la acción gracias al apoyo del personal de seguridad interna de la entidad bancaria. El hecho se registró en un cajero de la red Banelco del Banco Superville. El cual se encuentra ubicado en la esquina de Cerviño y República Árabe Siria.

Trascendió que el personal de guardia en el área de seguridad del banco, se percató de la actitud sospechosa de un individuo que manipulaba los cajeros. Por tal motivo, resolvieron dar parte a las autoridades oficiales.

Los agentes de la comisaría N°53 se apersonaron de inmediato al lugar. Constataron que el “pescador”, como se conoce a los ladrones dedicados a esta modalidad delictiva, había instalado un lector propio en la ranura del cajero. Así como un sistema de cámaras en el tablero, para poder copiar las claves digitadas por los usuarios.

Cuando los policías le dieron la voz de alto, este salió corriendo. Sin embargo, fue alcanzado y detenido mientras corría por la calle República Árabe Siria, en dirección a la avenida Las Heras.

Al sospechoso le encontraron dos teléfonos celulares, un juego de llaves y una bolsa con cuatro trozos de cinta roja. Además de una chapa metálica, de las mismas proporciones que una tarjeta de débito.

Parte oficial

El comisionado general Carlos Rojas, jefe de la Dirección Prevención e Investigación de Delitos Tecnológicos de la Policía de la Ciudad, explicó que el acusado había instalado un doble dispositivo para robar los datos.

“Por un lado colocó el lector de bandas magnéticas, conocido como ‘skimmer’. Lo puso en la ranura de la boquilla, donde se inserta la tarjeta en el cajero”, detalló el investigador.

Y agregó: “Pero además habían pegado con un falso marco metálico al borde superior del cajero, un dispositivo con dos cámaras. Una que filmaba el teclado numérico donde se ingresa el PIN de la tarjeta. La otra apuntaba a la pantalla, para grabar la segunda clave alfabética que el sistema pide cuando se retira efectivo”.

Fuentes policiales confirmaron que, el imputado quedó a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 58. Lo trasladaron de inmediato a tribunales para su indagatoria.

Vea también: Al Banco Central argentino le urge parar el dólar en $25

 

Artículos relacionados

Close