Internacionales

Argentina renegociará precios de las naftas, tarifas de electricidad y del gas

Pero para hacer frente a los costos de producción y obtener el mismo rendimiento de ganancias, las empresas de petróleo, gas y electricidad deberán tomar medidas de carácter tarifario

Los cambios de gabinete que realizó Macri trajeron consigo nuevos y viejos retos de los titulares anteriores de cargos clave en la administración de la Casa Rosada. Uno de esos retos es el tema energético.

Al no haber podido cumplir con las renegociaciones de contactos y acuerdos estratégicos, Juan José Aranguren fue reemplazado por Javier Iguacel como nuevo ministro de Energía de Argentina. Y ya anunció su primera acción.

La tarea es ardua, pero el nuevo ministro hará todo lo posible por cumplir con lo que el Gobierno le encomendó: lograr acuerdos con los distintos sectores de la industria energética para moderar el impacto en la devaluación de los precios de la nafta, el gas y la electricidad en los próximos meses.

Lea también: Incrementarán 6% las tarifas en los colegios privados bonaerenses

Adelanto sobre renegociación de las tarifas en Argentina

Fntes de la Jefatura de Gabinete de Gobierno le adelantaron a dos periódicos nacionales que el Ejecutivo busca renegociar esos acuerdos con las compañías productoras de petróleo y las transportistas y distribuidoras de electricidad y gas.

Pero para hacer frente a los costos de producción y obtener el mismo rendimiento de ganancias, las empresas de petróleo, gas y electricidad deberán tomar medidas de carácter tarifario.

Luego del desplome del peso frente al dólar, de 23 a 20 pesos por divisa, esa devaluación se trasladó a los precios de las tarifas en pesos, puesto que las importaciones e inversiones de esas empresas para producir se ejecutan en dólares.

Es por ello que el acuerdo al que Gobierno y proveedores energéticos deberán llegar es a la dosificación del aumento de la nafta, la gradualización de las tarifas eléctricas y un congelamiento en los precios del gas o de los tres rubros en general. Al menos eso es lo que se maneja sobre la mesa.

La nafta aumentó un 5% este mes y para julio tenía pautado un incremento del 3%. La devaluación de la moneda local afectó toda la estructura de precios en la cadena de valor y producción, aunado a la inflación, generó un descontrol de las tarifas que ahora deberá volver a tomar el Gobierno en sus manos para evitar un colapso en el sector energético del país.

Artículos relacionados

Close