Armada de Colombia rescató a 10 náufragos

Colombia.- La Armada Nacional de Colombia rescató a 10 personas que cayeron al mar durante la madrugada de este domingo.

“La embarcación Doña Mary zarpó en la madrugada de este sábado de Buenaventura con destino a Timbiquí, en el vecino departamento del Cauca (suroeste), con dos tripulantes y nueve pasajeros, de los cuales dos son menores de edad”, informó la Armada en un comunicado.

La embarcación en la que se transportaban sufrió severos daños en su estructura y se partió en dos, dejando a los pasajeros a la deriva en el canal de acceso del puerto de Buenaventura, departamento del Valle del Cauca.

La nave no contaba con los permisos obligatorios y estaba haciendo una travesía en un horario no permitido

Los dos tripulantes y nueve pasajeros zarparon en el buque, que partió a la 1 de la madrugada del puerto de Buenaventura con destino a Timbiquí. Dos de los pasajeros rescatados son menores de edad.

Durante la travesía, los sorprendieron las malas condiciones climáticas que actualmente prevalecen en el Pacífico colombiano, y luego de varios momentos de tensión, la embarcación sufrió una fisura y terminó partiéndose, causando el naufragio.

Uno de los pasajeros logró avisar a las autoridades cuando ya estaban navegando, y varias Unidades de Guardacostas de Buenaventura salieron en su búsqueda.

Diez de los náufragos fueron encontrados luego de cinco horas. Las malas condiciones del tiempo y el hecho de que los pasajeros se dispersaron a pesar de las recomendaciones usuales en estos casos, dificultaron el proceso.  Por su parte, el capitán de la embarcación fue rescatado por una lancha privada que circulaba por el lugar.

Según las autoridades, la nave no contaba con los permisos obligatorios y además estaba haciendo una travesía en un horario no permitido, exponiendo la vida de los pasajeros.

La Dirección General Marítima y del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico advirtieron a todas las naves que parten del puerto de Buenaventura de las condiciones adversas reinantes en la cuenca Pacífica, con un aumento considerable del oleaje, fuertes vientos y poca visibilidad, las cuales se mantendrán hasta el próximo lunes 14 de agosto.