Internacionales

Arzobispo de Yucatán pidió a sacerdotes no recibir regalos de candidatos

El prelado insistió en que ningún ministro de la iglesia debe aceptar ni regalos ni beneficios de partidos políticos.

México.- El arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vera, realizó un llamado a sus sacerdotes para que no acepten regalos de parte de candidatos o partidos políticos.

En este sentido, invitó a que guarden sus preferencias para votar el próximo 1 de julio y no mostrar una inclinación en favor de nadie, sino a favor de la unidad.

De esta manera reiteró que, aunque se tenga “una opción personal, debemos guardarla en el silencio del corazón donde no se divida a las comunidades”.

El arzobispo de Yucatán resaltó que, si bien es importante motivar a la ciudadanía a votar, los sacerdotes no deben expresar apoyo a ningún candidato en particular, ya que esa preferencia sólo la deben expresar en secreto en la casilla de votación.

Enfatizó el prelado que “todos a la hora de estar solos frente a la boleta de elección, estaremos solamente frente a Dios y frente a nuestra conveniencia buscando el bien de México, el de Yucatán y la de cada municipio, no el bien ni el interés personal o familiar”.

Rechazo a la violencia

Celebró el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega, que en Yucatán hasta la fecha la campaña electoral haya transcurrido sin ningún tipo de violencia.

Particularmente espera que en Yucatán la campaña culmine en tranquilidad, al igual que el período poselectoral, cuando se den los resultados.

Sin embargo, lamentó los homicidios cometidos en contra de candidatos y políticos de diversos estados del país.

“Este proceso de elecciones ha estado caracterizado por la violencia y la muerte de muchas personas entre candidatos y otros políticos”, está acotación la realizó refiriéndose a los 40 aspirantes muertos.

Ante estos hechos, el Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Yucatán manifestó que, aunque es natural el apasionamiento en favor de algún partido, realizó un llamado para controlarlo a fin de evitar consecuencias negativas.

Finalmente, pidió “a Dios que después del 1 de julio ninguna familia se rompa, nadie se aleje de algún familiar, nadie se aleje de algún amigo y que todos continúen en buena vecindad”.

Lea también: Anaya abrirá y cerrará tercer debate presidencial en México 

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close