Atacante de bus del Dortmund habría actuado por “codicia”

Alemania- Un ruso-alemán de 28 años de edad pidió un préstamo de cinco cifras para apostar que las acciones de Borussia Dortmund perderían valor, y posteriormente atacó con explosivos el autobús del equipo en un atentado que intentó hacer pasar como un acto terrorista del grupo Estado Islámico. El plan del sospechoso era embolsarse millones de dólares, según dijeron las autoridades alemanas.

El sospechoso, identificado solamente como Sergej W. bajo las leyes alemanas de privacidad, fue capturado la mañana del viernes por un equipo táctico de la policía en la ciudad de Tuebingen, en el suroeste del país, afirmaron fiscales federales.

Trabajamos con la hipótesis de que el sospechoso es responsable del ataque contra el bus del Borussia Dortmund“, indicó la portavoz de la fiscalía Frauke Koehler, en una conferencia de prensa.

Koehler indicó que el hombre llamó la atención de los investigadores al realizar “adquisiciones sospechosas” de acciones del Borussia Dortumund, el único equipo de a Bundeslliga que opera en la Bolsa de Valores, el mismo día de los atentados del 11 de abril.

El sospechoso pidió un préstamo de “varias decenas de miles de euros”, días antes al incidente y después adquirió un gran número de las llamadas opciones de venta, apostando por una caída en el precio de las acciones del Dortmund, expresó la vocera.

“Podría haberse esperado un descenso significativo en el precio de las acciones si un jugador hubiera sufrido lesiones graves o muerto como resultado del ataque”, comentó la fiscalía, pero Koehler destacó que todavía se calcula la cifra precisa de ganancias a las que aspiraba el sospechoso.

El presunto responsable confiaba ganar millones de euros, explicó Ralf Jaeger, máximo responsable de seguridad en el estado de Renania del Norte- Westfalia.

“El hombre parece haber querido una muerte por codicia”, agregó Jaeger. 

Los investigadores hallaron notas en el lugar reclamando la autoría del ataque en nombre de extremista islámicos, lo que el ministro del Interior de Alemania, Thomas de Maiziera detalló como “una forma particularmente infame de jugar con el temor de las personas”.

Asimismo, apuntó que el presunto responsable fue vigilado de cerca durante casi una semana y que había una cantidad importante de evidencia en su contra.

El hecho de que alguien quisiera enriquecerse asesinando personas para influenciar el mercado accionario es particularmente reprochable”, señaló.