Atentado en mezquita de Nigeria mató a 50 personas

Un ataque suicida perpetrado este martes en una mezquita de Mubi, al noroeste de Nigeria, provocó la muerte de 50 personas.

La información fue brindada por Othman Abubakar, portavoz de la policía del Adamawa.

El oficial detalló que el ataque fue atribuido al grupo terrorista Boko Haram y que tuvo lugar a las 5:00 am (hora local), con el primer rezo del día.

Se pudo conocer que el atacante llevaba un cinturón de explosivos pegado a su cuerpo. Una vez dentro del recinto religioso, activó el artefacto.

Los medios locales informaron que el responsable pudo haber sido un adolescente.

Boko Haram

Las autoridades regionales detallaron que se contabilizaban al menos 50 muertos. Mientras que decenas de heridos fueron trasladados a varios hospitales.

A las pocas horas del ataque, Boko Haram aún no había asumido su responsabilidad, pero las fuerzas policiales sospecharon desde un principio del grupo.

La organización terrorista mantiene en jaque a Nigeria y otros países del continente desde 2009.

Desde ese año, inició una insurrección que ha cobrado las vidas de 20.000 personas, generado 3 millones de desplazados y una grave crisis humanitaria en tres puntos del norte del país.

La zona donde se registró este último ataque fue recuperada en 2014.  

Se consideraba que estaba relativamente en calma, pues no se registran atentados cada semana. Como en el caso del Lago Chad o el Estado de Borno.

No obstante, se ha observado el aumento de actos violentos en una zona contigua, donde la organización mantiene numerosas bases.

Entre las atrocidades recientemente cometidas por el grupo, 6 campesinos fueron decapitados en el Estado de Borno, luego de ser secuestrados.

Mientras que a principio de este mes, dos mujeres y un soldado murieron en un ataque perpetrado al norte de Adamawa.

En cuanto al estado actual del grupo terrorista, las fuerzas militares señalaron que este se ha visto debilitado desde que varios países le han hecho frente de manera conjunta.

La organización delictiva ha tenido que refugiarse en zonas montañosas de Nigeria, fronterizas con Camerún, y en el Lago Chad.

Asimismo, corre el rumor de que una fuerte división interna dCesde agosto de 2016. Tras el nombramiento de su nuevo líder por parte del Estado Islámico.

Lamentablemente, su capacidad para cometer actos terroristas aún no se ha visto mermada.

La mayoría de los ataques suicidas son ejecutados por niños y adolescentes en mercados, mezquitas y campos de refugiados.