Autos eléctricos que forjarán un futuro más limpio

Los diversos avances tecnológicos, la caída constante de los costos de las baterías y una competencia por la primacía entre los fabricantes más osados, culminan con la presentación de estos diez modelos, que formarán parte del futuro de las carreteras del mundo.

Hace mucho menos de dos semanas la firma comunicó al mundo, que su próximo modelo de coche eléctrico incorporaría una nueva tecnología llamada e-pedal, un pedal único que permite un control completo del coche, puesto que se emplea para acelerar y al disminuir la presión, frena. Aparte de esta primicia, poco más se sabe del próximo Nissan Leaf, pero se le espera para setiembre.

Por su parte el Jaguar I-Pace fue presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2016: tiene una batería de 90 kilovatios hora, 400 caballos de fuerza y se le espera para finales de 2017. Este será el primer paso para Jaguar, que piensa entrar a competir en el mercado norteamericano y mundial de los coches eléctricos de lujo, con su indiscutido líder: Tesla.

A nivel mundial existen más de 400 mil compradores que han encargado su nuevo Tesla Model 3, que promete superar los 350 kilómetros de autonomía y se venderá a un precio mucho más accesible, que los modelos anteriores de la firma. Pero para ser realista, nadie espera verlos circular antes de fin de año.

En este sentido, la empresa creadora del Porsche Mission E, se ha comprometido en que el auto tenga unos 600 caballos de fuerza, acelere de cero a cien en 3.5 segundos, tenga una autonomía superior a los 480 kilómetros con una sola carga y su batería se recargue al 80% en 15 minutos. Se espera que este sea el año para que Porsche demuestre que cumplió con lo prometido.

En lo que respecta a la Generación EQ es el concepto de coche eléctrico todoterreno de Mercedes-Benz, con 400 caballos de fuerza, con el que comenzará una nueva fase para una empresa, que dominó el mercado de los coches de lujo durante décadas.

Y si de velocidad se habla, el NIO EP9 de NextEV está considerado como el coche eléctrico más rápido del mundo con 1.341 caballos de fuerza y ​​una velocidad máxima de 322 kilómetros por hora. Su precio ronda el millón y medio de euros y solo fabrican unas pocas unidades cada año.