Entretenimiento

Avalancha mortal en recital del Indio Solari en Olavarria

Lo que era la noche tan esperada por los fanáticos, terminó siendo una noche para el olvido. Aunque aún no se confirmó el número de fallecidos, se estima la perdida de al menos dos personas, además de cientos de heridos y desaparecidos. Uno de los espectadores habló con Segundo Enfoque y contó su experiencia en la tragedia. Lo novedoso en su relato es la seguridad con la que afirma que en todos los recitales del Indio Solari la cantidad de gente que concurre es mayor a la estimada, ya que muchos de sus seguidores ingresan al espectáculo sin entrada una vez comenzado el mismo. Con estos antecedentes, los recaudos a tomar deberían ser de óptima seguridad; sin embargo, el último sábado se vio el peor escenario posible. Como de costumbre, una multitud asistió a ver a su ídolo, pero la falla se vio en la organización, o más específicamente, en los controles al ingreso del predio. Desde un principio, antes de que el recital comience, los cacheos eran burdos y muy poco seguros.

“Para entrar no era necesario mostrar la entrada. Tampoco se hizo el clásico control de seguridad que se realizan en la entrada a cualquier recital o boliche. Vi pasar gente con heladeritas y botellas de vidrio”, contó el testigo.

Además, aseguró que el acceso no era óptimo, ya que la visibilidad no era buena y el camino estaba lleno de obstáculos, lo que provocó aún más contención del público.

El Indio comenzó el show y la multitud, como es de costumbre, empezó el suyo. Autoproclamándose como el pogo más grande del mundo, miles de personas comenzaron a saltar creando una avalancha en los lugares más cercanos al escenario. Esto provocó que una gran cantidad de fanáticos quedaran tirados en el piso, aplastados y pisoteados por sus pares. Ante esta situación, el cantante decidió suspender su canto para solicitar ayuda a los damnificados.

[pullquote]”El Indio dejó de cantar para pedir ayuda a la gente que estaba tirada en el piso. Llamó al personal de seguridad más de tres veces y decía que no iba a seguir cantando si no los asistían”[/pullquote]

Nuestro declarante aseguró que la ayuda tardó en llegar al menos veinte minutos, aunque no pudo confirmar si el servicio médico estaba o no cercano al lugar de los hechos. Se conoce que al menos dos personas perdieron su vida, sumado a cientos de personas hospitalizadas y otros cientos de desaparecidos. La descontración post recital fue igual o peor al ingreso. Los trabajadores de seguridad civil no brindaban la ayuda correspondiente, ya que estaban completamente desinformados.

“Cuando quise salir le pedí a un trabajador de seguridad civil y a un policía que me diga como salir a tal calle y no me lo supieron contestar; me respondieron que no eran de la zona, me terminó ayudando un vecino del barrio”, afirmó con indignación.

Sumado a la perdida de pertenencias personales, como identificaciones y medios de comunicación, se desconoce la identidad de muchos de los heridos, y el paradero de decenas de los fanáticos. El municipio de Olavarria informó que sigue trabajando para solucionar dicho inconveniente. Una vez más no se tomaron las medidas de seguridad necesarias.

La imprudencia de unos pocos terminó en la desgracia de miles, y una noche inolvidable para los millones de argentinos que fueron testigos de una nueva tragedia que pudo ser evitada. Ahora será el turno de la justicia de buscar a los responsables, y aunque sus fanáticos aseguren que su ídolo hizo lo que estuvo a su alcance para evitar la desgracia, el Indio Solari también se enfrentará a juicio y podría ser encarcelado.


Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close