Internacionales

Ayuntamiento de Palma exige que todas las empresas usen el idioma catalán

Una coalición entre nacionalistas, socialistas y Podemos tiene el control político de la región y se oponen junto al PP a esa medida emitada mediante decreto por el alcalde Antoni Noguera

En España hay autoridades de localidades que, aunque no son catalanas, apoyan el independentismo y el nacionalismo catalán. Por difícil que parezca de creer, incluso aprueban y aceptan el dominio del idioma catalán los trámites de la administración pública.

Tal es el caso del Ayuntamiento de Palma, capital de las Islas Canarias, que exige el uso del catalán en todos los contratos municipales. Sin embargo, aún no decide si lo aplicará para cuestiones de carácter social o medioambiental en esa localidad.

Todas las empresas que sean contratadas por el Consistorio de Palma, encargado de la administración de contratos de interés público en esa zona, deberán usar el catalán en sus relaciones con la administración y con el público en general.

Esa ciudad de las Islas Baleares, paradójicamente, está bajo el control político de la coalición de gobierno integrada por los nacionalistas, los socialistas y Podemos, partidos que se oponen al secesionismo de Cataluña.

Esas facciones no se muestran de acuerdo con la decisión del Ayuntamiento y, según fuentes consultadas por el diario El Mundo, podrían vulnerar las cláusulas sociales y medioambientales que fueron incluidas en esa normativa, aprobada hace un año por el gobierno municipal de la capital balear, cuyo alcalde, Antoni Noguera, es nacionalista.

Dentro del decreto emitido se especifica una cláusula que les exige a los licitadores de contratos públicos que deberán usar la lengua catalana de manera obligatoria a la hora de consignar toda la documentación técnica de algún concurso por alguna concesión que soliciten al Consistorio de Palma.

Todo en idioma catalán

Una de las condiciones de ese gobierno municipal es que toda empresa contratada tenga personal de atención al público con un conocimiento suficiente para realizar en idioma catalán todas las tareas relacionadas con atención, información y comunicación para sus clientes.

El castellano u otras lenguas solo tendrán uso si el Consistorio aprueba su aplicación de acuerdo al reglamento municipal mediante sus estatutos de normalización lingüística.

El PP lo rechaza

Marga Durán, concejal de Palma por el Partido Popular, considera que “no tiene sentido que las empresas que quieran contratar con el Ayuntamiento deban usar el catalán” porque, a su juicio, no contribuye a mejorar el servicio, denunció ayer la portavoz del partido de gobierno en una rueda de prensa.

Artículos relacionados

Close