Internacionales

Venezuela: Bachaqueros crearon nuevos métodos para alterar productos

Las limitaciones no existen al momento de adulterar los artículos de consumo básico que hoy escasean en el país

Venezuela.-Las maniobras de los bachaqueros para sacar provecho de cada uno de los productos que llegan a sus manos no dejan de sorprender al pueblo de Venezuela.

Los insumos que llenaban las estanterías de los supermercados de la ciudad ahora se  convirtieron en los rubros de los comerciantes ilegales .

Las limitaciones no existen al momento de adulterar los productos de consumo básico que hoy escasean en el país.

Desde aquellos que son de consumo diario como el arroz, la harina y la leche; hasta los medicamentos para tratar enfermedades comunes.

Todos estos rubros se convirtieron en el instrumento de las personas que buscan beneficiarse de la necesidad existente.

Un comerciante de Catia, que prefirió mantenerse en el anonimato, reveló algunos de los nuevos métodos que los bachaqueros de la zona han comenzado a implementar para adulterar los alimentos, reseñó El Nacional.

“Ahora venden pasta, la hacen con la masa del pan que sobra de las panaderías. La agarran, la estiran, la pican finita, la dejan secar y listo”, explicó.

De igual forma aseguró que la leche en polvo se mezcla con cemento blanco: “No les importa nada que se muera alguien”, dijo.

“El pellejo del pollo lo recogen y lo venden en bolsas plásticas. Ahora venden “teticas” de carne molida. Sacan del pellejo, lo muelen y no sabes qué te estás comiendo”, explicó.

La técnica se utiliza con otros alimentos. La venta en pequeñas cantidades y de productos mezclados facilitó las ganancias a los bachaqueros.

Además, aseguró que el arroz que muchos venezolanos consumen es un producto del consumo animal.

“El arroz picado lo ligan con el normal y luego lo venden”, aseguró.

Conspiraciones contra Venezuela

La venta de los productos adulterados es común en las calles de la entidad. Sin embargo, a pesar de que los ciudadanos notan la trampa, los bachaqueros no se molestan en cambiar el lugar de la venta para evitar reclamos.

Aseguró que los vendedores informales se apoyan en los colectivos. No existe miedo a ser descubiertos. “Están apadrinados por los colectivos. Te metes con ellos y llaman a su gente”, sentenció.

Christopher Novoselic

21.- Comunicador social, amante de las lecturas de antaño, buscador de sabiduría y aprendiz de viejos filósofos | Escritor "en formación" | Fotógrafo: por vocación y Forense por estudios | músico por pasión. "Más que el saber, me place el dudar"

Artículos relacionados

Close