Bayer apuesta en mercado español para posicionar sus productos

España.- La firma de Bayer informó que España vuelve a estar entre los 10 países claves para su mercado.

Rainer Krause, consejero delegado de Bayer en España y Portugal desde 2011, explicó que corrían nuevos tiempos, ya que la famosa aspirina con sus anuncios por televisión no era tan conocida por los jóvenes, razón por la cual estamos tratando de acercarnos a ese público a través de nuevos canales digitales.

El país elegido fue España porque dentro de un estudio efectuado por Bayer quedaron ubicados en el lugar décimo tras la terrible crisis económica que tuvieron, por tanto la multinacional colocó los ojos en la región ibérica, la cual facturo 823 millones de euros el año pasado.

Krause, es un directivo alemán, pero hijo de madre española, que llegó a España en 2010, justo cuando la empresa no se encontraba en su mejor momento, ya que bajo ese escenario se estaba desarrollando las medidas de austeridad y contención en el mercado farmacéutico. Es decir que, la gente estaba consumiendo y gastando menos dinero en medicamentos por las restricciones económicas.

El directivo explicó que han sido años complicados con cinco decretos económicos, los cuales han bloqueado un poco el acceso a productos innovadores en ese mercado español, donde la firma se ha inhibido de hacer lanzamientos. Sin embargo, Krause expresó que últimamente se ha visto una ligera recuperación en el mercado gracias al lanzamiento de nuevos productos, poco a poco se ha ido retomando el camino del crecimiento.

El sector farmacéutico de España requiere un marco legal que regule

Para Krause, el sector farmacéutico de España requiere un marco legal que regule y sea previsivo que permita conciliar los intereses de diversos sectores. En el país ibérico el gasto per cápita en gasto farmacéutico de un 30% menos que la media europea. Sumado a eso, España cuenta con los precios más en productos de la firma Bayer, en comparación con otros países de la Unión Europea (UE).

El vocero de Bayer España reveló que ante el panorama deberán mantener un grado de flexibilidad en la organización para reaccionar en forma eficiente ante cambios registrados en el entorno, así como en posibles regulaciones. La multinacional debe enfrentar situaciones demográficas y enfermedades globales con la misma atención que deberá dar a escenarios políticos, agregó  Krause.