Bolivia: Bailes aimaras para hacer llover | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Bolivia: Evo realizó un baile aimara para hacer llover

Bolivia.- El país sufre uno de los más grandes periodos de sequía en su historia. Este fenómeno natural ha sido atribuido al calentamiento global.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participó el domingo en unos rituales étnicos para pedir lluvias en un pueblo del altiplano cerca de la ciudad de La Paz, donde hay una crisis por racionamientos de agua debido al periodo de sequía que vive el país.

Luego de participar en una ceremonia con bailes organizada por una comunidad aimara, el jefe del gobierno boliviano dijo que afortunadamente ya había llovido antes de que él llegara al lugar. Por lo que decidieron hacer los rituales “para seguir haciendo llover en toda Bolivia”.

Morales dijo que las ceremonias para pedir lluvia siempre han sido parte de la vida de las comunidades originarias y que durante su niñez y su adolescencia siempre resultaba sorprendido por la efectividad de este tipo de rituales.

Poco después de que se realizaran las manifestaciones étnicas a favor a la lluvia en las que participó el mandatario boliviano con representantes originarios, comenzó a llover en La Paz. Aunque el evento fue pronosticado previamente por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología.

Por otra parte, lamentó que sectores de la oposición lo culpen por la falta de lluvia y de que se hayan secado varias lagunas en la zona andina.

La sequía que golpea a Bolivia ha provocado fuertes racionamientos de agua sobre todo en ciudad de La Paz (capital boliviana), sede del Gobierno, así como en la localidad vecina de El Alto. Entre ambas localidades viven aproximadamente dos millones de personas.

Desde el pasado 8 de noviembre el gobierno implementó horarios para el racionamiento mientras que el suministro de agua se ha realizado con cisternas. El abastecimiento de agua inició con 94 barrios de La Paz, pero en la última semana se ha extendido 150 zonas afectadas, según informaron las autoridades.

Según cálculos iniciales alrededor de 350.000 paceños, un tercio de la población de La Paz, se ha visto afectada por los racionamientos, aunque esa cifra corresponde solo a los 94 barrios citados.

La nueva autoridad de la entidad reguladora del servicio de agua, Víctor Hugo Rico, calculó hoy que en el año 2018 se normalizará la provisión del líquido para la sede boliviana de Gobierno.

The following two tabs change content below.

Comments

comments