Pueblos Originarios

Brasil es el país con mayor número de nativos aislados en el mundo

Brasil.- Unos 900 mil nativos repartidos en 240 tribus sobreviven en la selva amazónica y en su mayoría sin mantener contacto con foráneos.

Actualmente, la reserva territorial de Brasil se ubica en un 98,5% en la Amazonia. Ha sido durante siglos un vital asentamiento de comunidades nativas.

Según la Fundación Nacional del Indio (Funai), se calcula que hay al menos cien grupos nativos aislados en la selva.

Asentados en distintas latitudes de la selva amazónica, estos grupos han lidiado con el arrastre de la tala, las megapresas, carreteras, agroganadería y la construcción de centros de exploración de hidrocarburos.

La ONG Survival Internacional señaló que el aislamiento de tribus nativas se debe a los “desastrosos encuentros previos y a la destrucción continua de la selva“.

Por ende, algunas poblaciones se han instalado en zonas límitrofes del estado de Acre, a más de 3.000 km al noroeste de Brasilia. La organización infiere que sean sobrevivientes de la fiebre del caucho, hecho que supuso períodos de esclavización.

Tanto la búsqueda como la explotación del oro es una de las prácticas más comunes en la región. Durante el proceso, son arrojados cantidades preocupantes de mercurio, dañino para tierras y ríos. A través de este elemento es posible el amalgamado del oro, así como la segmentación entre piedras valiosas y ordinarias.

Algunas tribus condenadas a la desaparición

El indigenista Jair Candor, de 57 años, lleva tres décadas defendiendo a los grupos indígenas aislados del Brasil.

En su primera expedición, a finales de los ochenta, tuvo contacto con dos de los tres últimos sobrevivientes de los Piripkura. Esta comunidad ocupaba la región ubicada entre los ríos Madeira y Tapajós.

Candor mantiene contacto con ellos ocasionalmente, a fin de comprobar su estado de salud. Sin embargo, por la edad y sexo, está población eventualmente desaparecerá.

A su juicio, las perspectivas para estas comunidades son poco alentadoras, aunado al poder político y económico de las compañías. Recalca además que la presión internacional se preocupa más por los aislados que las autoridades locales.

El Gobierno brasileño reconoció unos 690 territorios para las comunidades nativas, lo que corresponde al 13% de la superficie nacional. No obstante, en los últimos años, estas poblaciones autóctonas tan solo ocupan el 1,5% del territorio reservado.

 

 

Artículos relacionados

Close