Entretenimiento

Cabré hizo llorar a Mirtha Legrand

Como todos los domingos al mediodía, estuvo el consagrado almuerzo de Mirtha Legrand en la pantalla, pero esta vez el almuerzo fue diferente.

Si bien los invitados ya habían estado en más de una oportunidad sentados a esta mesa, lo que llamó la atención fue que estuviera Nicolás Cabré: un  actor reacio a las notas periodísticas que al sentarse en la mesa de la Señora le dijo que tampoco lo invitaban demasiado, pero retrucando aclaró que sí había ido varias veces, con Alfredo Alcón por ejemplo. Se excusó por los entredichos con la prensa diciendo que  ahora estaba más tranquilo y que su etapa rebelde había terminado, por lo que se tomaba las cosas con más calma y que además en estos tiempos elige trabajos que le permitan pasar más tiempo con su hija. En este momento protagoniza la obra “El Quilombero” dirigido por Arturo Puig.

[pullquote]Mucho tiempo busqué tener esa misma felicidad. La busqué mucho y no lograba conseguirla. Hoy con mi hija lo consigo con pequeñas cosas, con un abrazo, con un ‘gracias papá’“, concluyó con la voz quebrada el actor. “¡Me hacés llorar!”, le dijo a Mirtha.[/pullquote]

Pero esto no fue lo más llamativo del mediodía; sí lo fue cuando la conductora del ciclo le preguntara por su vida y el actor recordara a su padre y contara el vacío que tenía desde que este había fallecido y como de alguna manera su hija (fruto de la relación con la China Suarez) había llenado ese espacio. El relato fue tan conmovedor que logró que todos los comensales se entristecieran de algún modo, pero especialmente Mirtha, quien lloró al aire.

Cabré logró esto recordando una anécdota con su padre cuando este había cambiado el auto con el que trabajaba, y el nuevo tenía un estereo: “su cara de felicidad….”, recuerda el actor, “yo nunca había tenido esa alegría hasta que nació mi hija”, agrego.

La conmovedora historia continuo con el actor contando que él nunca supo que se hacía con la plata que ganaba, hasta que un día el padre lo llevó a comprar un departamento, y ahí fue donde entendió todo, su plata no se gastaba, se guardaba. Y esos son los valores que ahora tiene, y que intenta mantener.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close