Internacionales

Canciller Luis Videgaray visitará EEUU para lograr acuerdos en temas clave

Migración, competitividad y salud son los objetivos de México para darle un nuevo rumbo a las relaciones bilaterales

México busca reforzar sus relaciones bilaterales con Estados Unidos, su mayor y más conveniente aliado. Esta vez pone el foco sobre los vínculos en su relación bilateral, de larga data y con intereses que ninguno de los dos países dejará perder a lo largo del tiempo. Es por ello que el ministro de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, viajó a Estados Unidos para reunirse con altos funcionarios de la Casa Blanca.

Luis Videgaray aseveró que dialogará sobre “temas clave” con sus homólogos de Washington.

El objetivo

De las tantas visitas que México ha hecho Estados Unidos, esta podría ser una de las más importantes para la relación bilateral entre ambos países. Y es que Videgaray detalló que su propósito con esta visita de Estado es “continuar con aspectos clave de la relación bilateral como competitividad, migración y salud”, señaló la Cancillería mexicana en un comunicado emitido ayer.

Segunda vez en el año

A mediados de enero, Videgaray realizó un viaje a Estados Unidos con el mismo objetivo, pero no tuvo éxito. Las relaciones se han mantenido desde entonces en una tensa calma que se ha tenido puntos álgidos con las recientes políticas migratorias de Donald Trump, presidente de EE.UU., aplicadas sobre el programa de inmigrantes DACA.

Precisamente, lo que México planea en esta nueva visita es lograr un cambio de postura o redireccionamiento de las decisiones migratorias y comerciales que ha tomado y, muy probablemente, tomará Estados Unidos.

El panorama no se torna sencillo para un Videgaray que buscará a toda costa mejorar las relaciones de competitividad entre ambos países a propósito del la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que aún no arroja resultados tangibles pero parece demostrar un acercamiento de EE.UU. con México y un alejamiento de Canadá.

Los convenios energéticos entre ambos aliados son otro punto importante. Pemex, la estatal petrolera mexicana, podría ser un aliado clave de EE.UU. en la producción de crudo para inyectarlo a un mercado que beneficie potencialmente la conexión comercial y económica que por naturaleza existe históricamente entre dos amigos que, como todos, han tenido sus altas y bajas.

Artículos relacionados

Close