Casamentera logró ayudar a homosexuales hindúes

India.- Una joven empresaria hindú encontró la manera de ayudar a las parejas diverso sexuales a contraer matrimonio.

Urvi Shah, de apenas 23 años de edad, fundó la Oficina Internacional de Matrimonios para Gays y Lesbianas (IAGM) en su país.

Con esta organización, Shah desafió las normas sociales que imperan en su país y los impedimentos legales para que las parejas homosexuales contraigan matrimonio.

[pullquote]La Corte Suprema restableció la prohibición fijada en el artículo 377 del Código Penal, que castiga con prisión, multas e incluso la muerte las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.[/pullquote]

La agencia matrimonial fue lanzada en el año 2015 y ayuda a los homosexuales a buscar parejas, bien sea en la región asiática o en países fuera del continente.

El objetivo final es que las personas pertenecientes al colectivo LGBT puedan relacionarse entre sí, e incluso puedan llegar a casarse.

Desde que fue creada, la Oficina Internacional de Matrimonios para Gays y Lesbianas ayudó a 21 parejas de India y a más de 100 en todo el mundo a unirse,

La agencia funciona como cualquier otra empresa de citas. Las personas llenan un perfil online, colocan sus intereses y la IAGM se encarga de emparejarlos con posibles candidatos, dependiendo de las aspiraciones comunes.

Las personas seleccionan de un grupo de propuestas a aquellos que más les agraden y concertan una cita para conocerse y eventualmente iniciar una relación.

En India es tradicional arreglar los matrimonios, una práctica a la que cada vez más las nuevas generaciones se oponen.

Sin embargo, sigue existiendo en la sociedad un marcado rechazo a la diversidad sexual, que les impide buscar parejas con libertad.

Además, los matrimonios entre personas del mismo sexo no están permitidos y existen leyes que penalizan a la homosexualidad, por lo que encontrar una pareja se convierte en algo complicado para las personas LGBT.

Los jóvenes LGBT de la región no suelen contrar apoyo en sus padres o familiares para buscar pareja y eventualmente formar una familia, pues en el país es muy importante la opinión de la sociedad dentro del círculo familiar.

La idea de crear una oficina que apoyara la búsqueda de parejas para la diversidad sexual, surgió después de que Urve se reuniera con varios activistas LGBT de India, entre ellos el príncipe Manvedrasingh Gohil y Laxmi Narayan.

Narayan defiende los derechos de las personas transgénero y fue la primera persona transexual en representar al sudeste asiático en las Naciones Unidas.

Aunque la homosexualidad fue despenalizada, luego de dos años la Corte Suprema restableció la prohibición fijada en el artículo 377 del Código Penal, que castiga con prisión, multas e incluso la muerte las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.