Cayeron ingresos de productores ganaderos en Uruguay

Uruguay.- Las asociaciones ganaderas monitoreadas por el Instituto Plan Agropecuario –IPA- en las estrategias y acciones 2015-2016 reconocieron desplomes en sus ingresos puros de entre nueve y veintiocho por ciento, según el tipo de aprovechamientos que ejecutan, de período completo o cría, y conforme a las zonas en las que existieron regionalizadas.

El trabajo exhibido el día de ayer por Carlos Molina del IPA, contiene la conducta productiva y económica de ciento cincuenta empresas. Al igual que el año anterior, procesó investigación de aplicaciones de ciclo consumado del norte y litoral norte por una parte y, por otro, del este, noreste y centro. De igual forma fueron regionalizados las haciendas criadoras.

Molina expuso a medios locales que resultó un ciclo con muchos conflictos, especialmente porque venían de una intervención 14/15 que había asumido fuertes adversidades climáticas.

En tanto, reseñó en función a las conclusiones de las sociedades del norte y litoral norte, que si bien se advirtieron afectados los ingresos de capital, la producción de los vacunos progresó, descendieron los precios de los vacunos vendidos, y cayó la productividad y el costo de los lanares. Eso acarreó a que a pesar de la deflación de los costos por segundo año consecuente la admisión fuera menor.

Las compañías de ciclo completo del norte y costero norte que el año pasado habían experimentado una reducción de costos de ocho por ciento, en esta actuación tuvieron una baja de cerca de tres por ciento en los dos asuntos por efecto del remonte del dólar. El costo de elaboración llegó a US$ 77 por hectárea -sin cancelar alquiler e intereses de deuda-.

La entrada de capital se comprimió en referencia al ejercicio pasado, consiguiendo valores de US$ 69 por hectárea. A su vez, el ingreso claro que deduce pagos de renta e intereses de deuda en argumento de que existan, se domó diecisiete por ciento , llegando a cifras de US$ 43 por hectárea.

Por otro lado, las compañías criadoras del norte y litoral norte exploraron un desplome de costos de nueve por ciento, el ingreso de capital descendió cerca de cinco por ciento sobre el período anterior, al tiempo que el ingreso neto –arrendatarios- bajó diez por ciento consiguiendo valores de US$ 42 y US$ 19 por hectárea, proporcionalmente.

The following two tabs change content below.