Internacionales

Grupos armados de Colombia reclutaron a casi 17.000 menores

Informe sobre reclutamiento infantil del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia dejó al descubierto la formación de estos grupos

Colombia.- El Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia (CNMH) reveló cómo las mafias de los grupos armados sumaron a sus filas 17.000 menores.

Estos grupos reclutan a menores desde 1960. Estos jóvenes fueron ingresados en la guerrilla, grupos paramilitares y armados.

Desde el inicio del conflicto armado colombiano en 1960 hasta junio de 2016 la cifra exacta fue de 16.879 menores de edad reclutados.

Así lo corroboró el informe sobre reclutamiento infantil del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia.

Este informe llamado oficialmente “Una guerra sin edad” se presentó este lunes en Bogotá.

Dentro de sus páginas se plasmó cómo los mayores reclutadores han sido las guerrillas.

En total fueron reflejados unos 8.701 casos de jóvenes en la guerrilla, y  2.960 casos en grupos paramilitares.

En el caso de los grupos armados post-desmovilización sólo se contó con el aval de 839 casos.

Según la fuerza pública afirmó para los testimoniales del informe, existen tres casos de reclutamiento forzado.

Grupos armados

Katherine López, investigadora líder de este estudio que inició en 2015, informó que “los jóvenes cumplieron varios roles, como radio operadores, combatientes, enfermeros, rancheros, cocineros”.

“A veces les tocó hacer de comandantes de escuadra dentro de una estructura pequeña en los grupos guerrilleros”, señaló.

Según López el reclutamiento forzado varía según las necesidades personales de los jóvenes.

Es así que los grupos armados aprovechan las necesidades de los menores y el estado de vulnerabilidad en que se encuentren.

Estos grupos operan en células que buscan menores dentro de grupos familiares sensibles.   

Unen a sus filias niños, niñas y adolescentes para la guerra. Los menores a su vez identifican a estos personajes como referencia.

La investigadora explicó para la cadena informativa estadounidense que los líderes de estos grupos son vistos como marcos de sociabilidad.

“Las personas hacen parte de esos grupos porque están dentro del clima de conflicto armado”, sentenció.

A juicio de la investigadora, “ser niño en Colombia es difícil”. Es así porque en muchas zonas del país están estos grupos armados.  

“Los niños tienen una interacción temprana con estos combatientes y socializan en ese espacio”, concluyó.  

Erika Rojas

Periodista venezolana

Artículos relacionados

Close