Colombia condenada por muerte de defensora | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

CIDH condenó a Colombia por muerte de defensora de derechos humanos

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) difundió una sentencia en la que encuentra al Estado colombiano responsable de la muerte de cinco defensoras de derechos humanos. 

Colombia es responsable por no prevenir el asesinato de Ana Teresa Yarce, defensora de derechos humanos, así como por su detención ilegal y arbitraria junto con otras defensoras de la Comuna 13 en Medellín”, detalló la CorteIDH, la cual tiene sede en Costa Rica.

El caso responde con la situación de riesgo y violencia sufrida a partir del 2002 por las defensoras de derechos humanos y líderes comunales; María del Socorro Mosuqera Londoño, Ana Teresa Yarce, Mery del Socorro Naranjo Jiménez, Luz Dary Ospina Bastidas y Miryam Eugenia Rúa Figueroa, así como el impacto generado en sus familiares.

Mosquera, Naranjo y Yarce fueron detenidas en 2002 por señalamientos contra su persona como colaboradoras de la guerrilla, sin que se acreditara la casual y fueron liberadas luego de 9 días.

A pesar de haberse interpuestos varias denuncias sobre su situación de riesgo, “el Estado no implementó las medidas requeridas para salvaguardar la vida de Yarce”, a quien asesinaron en el año 2004, explicaron los jueces interamericanos.

La CIDH exigió al Estado colombiano llevar a cabo reparaciones económicas por daños materias e inmateriales. También se les ordenó seguir con la investigación sobre el desplazamiento forzado de Rúa y sus familiares e implementar un programa, curso o taller en la Comuna 13 de Medellín destinado a promover e instruir acerca el trabajo de los defensores de derechos humanos.

Sobe la Corte Interamericana de Derechos Humanos

 La Corte Interamericana de Derechos Humanos, conocida también por el acrónimo CorteIDH, es un órgano judicial de la organización de los Estados Americanos (OEA) que posee autonomía frente a los otros órganos de aquel organismo. Posee su sede en San José de Costa Rica, cuyo propósito es aplicar e interpretar la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros tratados de derechos humanos que son sometidos por el llamado sistema interamericano de protección de derechos humanos.

Los idiomas oficiales de la Corte son los de la OEA; español, francés, inglés y portugués. Los idiomas de trabajo son los pactados por la Corte cada año.

 

Comments

comments