Científicos volverán a congelar el Ártico | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Científicos propusieron forma sencilla para volver a congelar el Ártico

Un equipo de científicos propuso una solución sorprendentemente simple para salvar el Ártico; fabricando hielo.

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona han propuesto construir 10 millones bombas impulsadas por energía solar a fin de producir agua y derramarla sobre la capa de hielo, donde se congelará rápidamente.

Hacerlo sería elaborado y costoso -se calcula que valdría unos 500.000 millones de dólares– pero, por ahora, la propuesta solo es teórica.

Sin embargo, la necesidad de resolver el problema es urgente, indica el profesor de astrofísica Steven Desch. Él y su equipo de científicos difundieron un estudio sobre cómo volver a congelar partes del Ártico, en la edición de diciembre del 2016 de la revista Earth’s Future (El Futuro de la tierra).

Desh dijo que la idea surgió luego de asistir a múltiples conferencias acerca cambio climático, en el 2012. 

Regresé pensando que aunque los científicos del clima habían identificado correctamente las fallas y la urgencia de resolverlos no disponían de buenas soluciones, básicamente para detener las emisiones de dióxido de carbono”, manifestó Desh.

Imagen relacionada

Para el 2030 no habría hielo en el mar en verano y nada de los que se haga en el escenario mundial cambiaría eso con suficiente anticipación. No vamos a lograr reducir las emisiones de dióxido de carbono a tiempo a fin de prevenir las consecuencias”.

¿Cómo funcionaría?

Las gigantes bombas de agua se ubicarían en boyas flotantes en el océano Ártico. Tomarían agua de debajo del hielo, la almacenaría en un tanque y después la verterían encima del hielo.

La parte superior de la capa de hielo es la más fría, por lo que poner agua ahí encima la congelaría más rápido, detalló Desh.

Las máquinas funcionarían gracias a energía eólica, la cual es abundante en el Ártico, de manera similar a cómo funcionan los molinos de viento que crean energía por medio de las plantaciones.

El equipo de científicos calcula que se requerirían 10 millones de estas máquinas para agregar un metro de hielo marino por cada décima de kilómetro cuadrado, durante un invierno. “E un cambio significativo”, alegó Desh. El hielo marino solo crece entre dos y tres metros de espesor durante la época de invierno.

 

Comments

comments