Colombia pidió disculpas públicas a una mujer LGBT por discriminación

El Gobierno de Juan Manuel Santos pidió este miércoles disculpas públicas a una mujer lesbiana por discriminación al haberle negado durante más de ocho años de prisión el derecho a recibir visitas íntimas de su pareja.

Este gesto del gobierno neogranadino protagonizado por el ministro de Justicia, Enrique Gil, ocurre luego de recibir una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Le pedimos perdón a Marta Álvarez por las acciones y omisiones de agentes estatales que configuraron la vulneración de sus derechos a la integridad personal, a la honra, a la dignidad, a las garantías judiciales, a la protección judicial, al derecho a la igualdad ante la ley”, expreso el funcionario.

Durante un acto celebrado en la cárcel de mujeres de Bogotá, Gil señaló que haberle negado el derecho a Álvarez a recibir visita íntima por su orientación sexual fue un hecho de discriminación extrema.

El ministro lamentó  que la decisión de negarle la visita íntima a Álvarez  haya sido fundamentada en estereotipos discriminatorios en contra de la comunidad LGBTI.  Agregó que lamentablemente esta situación empeoró cuando la afectada acudió a los órganos judiciales competentes para solicitar la reinvindicaciones de sus derechos.

“No fue sino años después que la Corte Constitucional colombiana por vía de una revisión de tutela (medida cautelar), accedió a lo solicitado por Marta Álvarez, pero nunca se obtuvo una debida reparación frente a la violación de derechos ya consumados”, indicó.

Un evidente caso de derechos humanos

En 1996 la abogada Marta Tamayo, de la Red Nacional de Mujeres, Colombia Diversa y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), presentó el caso de Álvarez ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Gil aclaró que a nadie se le deben violar sus derechos y menos deben hacerlo los agentes del Estado quienes por el contrario son quienes deben protegerlos.

“El Estado colombiano realiza el presente reconocimiento de responsabilidad internacional y pide sincero perdón bajo el entendimiento que al tratarse de una medida de reparación, sus efectos están orientados a mitigar de alguna manera las afectaciones causadas a Marta Lucía Álvarez”, agregó.

Perdonar la discriminación

Por su parte, Álvarez reconoció el sentido de justicia por parte de los jueces de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos quienes fallaron a favor de la demanda que interpuso hace 21 años.

discriminación

Álvarez interpuso una demanda para reinvindicar sus derechos

La afectada dijo que espera que todas las lesbianas que sufrieron discriminación se sientan hoy reivindicadas. De igual manera, señaló que desea que la comunidad LGTBI celebre los avances en la ley, en el código penitenciario y carcelario.

Finalmente confesó que ha perdonado algo que nunca creyó poder perdonar.