Salud

Combate los orzuelos

Los orzuelos son producidos por la inflamación de algunas glándulas sebáceas que se encuentran en los párpados o en las pestañas.

Una de las causas se debe al desarrollo de bacterias estafilococo, también se generan por problemas patógenos, cambios hormonales o por el estrés.

Se tarda alrededor de 20 días en curarse los orzuelos, no obstante, si llega a durar más de lo previsto se tiene que acudir el médico para que realice una evaluación.

Los principales síntomas de los orzuelos son:

Sensibilidad a luz, molestia al parpadear, enrojecimiento en la zona afectada, sensación de hormigueo, escozor, ardor o dolor en la zona afectada, ojos legañosos, sensación arenosa en el ojo, inflamación del párpado, lagrimeo constante, secreciones mucosas del ojo afectado, visión borrosa.

Un orzuelo nunca se debe tocar o apretar, ya que puedes expandir la infección, dañar las glándulas lacrimales o el globo ocular. La mejor forma para combatirlos es a través del calor, debido que lo ayuda a destapar.

Afortunadamente, se conocen distintos tratamientos para combatir los orzuelos de forma rápida y segura, como:

El agua tibia: hervir un litro de agua, luego déjala reposar hasta que esté tibia. Humedece un paño limpio y colócalo sobre el ojo durante 10 minutos.

Cilantro: Tendrás que hervir una cucharadita de semillas de cilantro con una taza de agua. Deja enfriar y luego cuélala. Luego usa un paño para limpiar el ojo tres veces al día.

Las bolsas de té: Estas bolsitas son muy efectivas al momento de combatir los orzuelos, todo gracias a los taninos presentes en el té. Para realizar este remedio tendrás que humedecer una bolsa de té con agua tibia. Luego coloca la bolsita sobre el párpado durante diez minutos.

El perejil: Mezcla unas hojas de perejil en una taza con agua hirviendo, luego humedece un paño y aplícalo sobre el ojo hasta que se enfríe. Esto ayudará a disminuir la inflamación y la sensibilidad del párpado.

La manzanilla: Coloca varias de hojas de manzanilla en dos tazas de agua hirviendo. Cuela la mezcla y deja enfriar. Cuando esté tibia, humedece un paño y colócalo sobre el ojo durante diez minutos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close