Cómic para contar historias reales de Brasil

Brasil.- En tiempos de crisis, la expresión mediante el arte es esencial, así lo entiende Alexandre de Maio, que dibuja para hacer ver con más fuerza las historias que quiere contar, como si las palabras no fueran suficientes para narrar el crimen, la violencia o la explotación sexual que atraviesa Brasil.

De Maio nació en Sao Paulo en el año 1978 y nunca estudió periodismo ni ilustración, no obstante, editó durante aproximadamente una década una revista sobre la cultura hip-hop que se convirtió en referencia cuando internet aún no estaba en los hogares.

Este artista consideró que los dibujos tienen tanto poder como una noticia y que el impacto puede calar también en la sociedad. “El periodismo en cómic tiene la fuerza del dibujo, nos activa la memoria. Se pueden hacer temas muy complejos con ilustraciones que nos traen distintas referencias, por lo que tiene un impacto más rápido”, aseguró De Maio en una entrevista a una agencia de noticias internacional.

Precisó también que este tipo de comunicación sirve para denunciar temas complejos, preservando la identidad del afectado. “Cuando son temas peligrosos se puede preservar mejor la identidad de las personas, reconstituir escenas que no fueron registradas”, afirmó.

Increíblemente, en el 2013 obtuvo apoyo del Premio Tim Lopes de Periodismo de Investigación para viajar a la ciudad de Fortaleza, con la finalidad de realizar un reportaje sobre tráfico y explotación sexual de niñas en en el marco del Mundial de Fútbol de 2014.

También ha colaborado para grandes diarios de Brasil como Estado o Folha de S.Paulo.

De Maio mencionó además que el cómic en Brasil pasa por un buen momento y destaca el trabajo de Robson Vilalba y su libro sobre la dictadura militar “Notas de un tiempo silenciado” o de Marcello Quintanilha, que hace poco ganó un premio en el importante festival de Angulema en Francia.

“Cuando empecé no había prácticamente nadie haciendo algo parecido al periodismo en cómic. Ahora hay más iniciativas”, explicó a las agencias de información.

Ahora De Maio prepara una historia sobre bandas dedicadas a los delitos con tarjetas de crédito. Él mismo investiga y hacelas  entrevistas, prepara el guión y decide cómo se distribuirá esa información.

Comments

comments