producción

¿Cómo disminuir la contaminación ambiental en China sin bajar la producción?

La contaminación ambiental en China impacta directamente sobre la productividad de los trabajadores, es decir, su reducción en un 1% con la utilización de medidas que no afecten la producción industrial admitiría un aumento anual del 0,079% en el PIB del país, según un estudio divulgado el miércoles por universidades chinas.

“La reducción de la contaminación es buena para la salud, pero también para la productividad”, aseguró el profesor de Estrategia y Economía de la Cheung Kong Graduate School of Business (CKGSB), Brian Viard, en un foro donde participaron periodistas en Pekín,  evento donde se insistió en la rentabilidad económica de la batalla contra la contaminación.

A pesar de que usualmente se enfoque la problemática de la contaminación del medio ambiente desde un punto de vista sanitario, enfatiza el problema  en los efectos de la polución en la productividad de los empleados y sus consecuencias para la economía.

Los estudios fueron realizados por  la CKGSB y las universidades de Xiamen y Politécnica de Hong Kong

En China, la mayoría de los trabajadores se ausentan de sus labores debido a los graves problemas de salud que, directa o indirectamente (enfermedades familiares), les causa el aire.

Efectos de la contaminación  y cómo prevenirla sin bajar la producción

En este sentido, la contaminación puede provocar depreciación de la función pulmonar, ritmo cardíaco anómalo, incremento  de los problemas respiratorios y anginas de pecho.

Anudado a esto, afecta su capacidad cognitiva, ya que tiene efectos psicológicos que alteran su rendimiento e incrementan su ansiedad.

Lo antes expuesto coincide, detalló Viard, induce a que muchos empleados con experiencia deban ser reemplazados por otros más jóvenes e incapaces, lo que dificulta qula adquisición de experiencias plena para puestos de alta competencia.

Efectivamente, el estudio señaló que los trabajadores, especialmente los altamente competentes, abandonan a largo plazo las zonas más contaminadas para evitar problemas de salud.

Pretendiendo combatir los altos niveles de contaminación ambiental, las autoridades chinas se fijaron como meta la disminución entre octubre de este año y marzo de 2018 en por lo menos un 20 % interanual el nivel de partículas PM 2,5 en la zona formada por las regiones Pekín-Tianjin-Hebei, que son las más contaminadas del país.

Para que sea exitosa la misión, se han comprobado que las  empresas cumplan los estándares más respetuosos con el medio ambiente, así como la clausura de algunas fábricas para reducir sus emisiones que, junto a la de los vehículos, son una de las principales causas de la contaminación atmosférica.