Salud

Cómo mantener tus rodillas sanas

Se trata de las articulaciones más grandes de nuestro cuerpo y al mismo tiempo son también las que más sufren, bien sea por el sobrepeso o por el paso de los años

Entre los trastornos más comunes que afectan a las rodillas se encuentran desde la artrosis o artritis hasta algunas lesiones ocasionadas por la realización de ejercicios como las de menisco y ligamentos cruzados.

Afortunadamente hay muchos ejercicios que se pueden realizar para ayudan a cuidar las rodillas, a continuación, te mostramos un estiramiento muy sencillo elaborado por Jill Miller, la creadora de Yoga Tune Up, quien garantiza que esta práctica logra mejorar y prevenir los dolores de esta importante articulación.

Para poder realizar el ejercicio es necesario estar sentada. Agarrar una toalla pequeña y doblarla. Posteriormente se debe colocar justo debajo de la rodilla y presiona. Con la realización de este movimiento se aprieta el tendón de la corva y la pantorrilla. Deja actuar durante 30 segundos.

Transcurrido el tiempo, relaja la pierna y repite el mismo procedimiento con la otra rodilla.

Este ejercicio genera un espacio en la articulación que aumenta el rango de movimiento en las rodillas.

TIPS PARA MANTENER SANAS TUS RODILLAS Cuidado de rodillas segundo enfoque

  • Al iniciar una rutina de ejercicios es muy importante realizar un buen calentamiento y estiramiento ya que esto incrementa la circulación de sangre en las rodillas, garantizando que los músculos y los ligamientos pueden funcionar sin riesgo a resultar lesionados.
  • Cuando vayas a levantar cargas pesadas ten mucho. La manera correcta de hacerlo es agacharte doblando las rodillas y manteniendo las plantas de los pies sobre el piso y el torso recto. De esta forma estas cuidando tus articulaciones y previenes lesiones en la espalda.
  • Hacer ejercicios excesivamente puede ocasionar muchos problemas en las rodillas, porque la acumulación del esfuerzo y al mismo tiempo el poco descanso no permite que las articulaciones se relajen.
  • Procura usar calzado cómodo y que no sea apretado, ya que una mala pisada puede perjudicar todos los huesos y músculos de la pierna.
  • Evita a toda costa el sobrepeso, ya que las rodillas son las responsables de mantener todo el cuerpo erguido. Al tener kilos adicionales las articulaciones trabajarán más para mantenerse de pie.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close