InternacionalesLGBT

Comunidad LGBT pidió cambiar nombre a calle de Madrid

España.- La comunidad LGBT de la capital de España solicitó que se cambie el nombre de una calle de Madrid que rinde homenaje a un médico que realizaba procedimientos extremos para “curar” la homosexualidad.

La calle que es cuestionada por los miembros de la diversidad sexual es conocida como Doctor López Ibor. Los activistas pidieron que en este caso se aplique la “memoria histórica LGTB”, que busca la reparación de injusticias cometidas contra este colectivo

La vía pública dedicada al doctor Juan José López Ibor, un médico que practicó lobotomías y terapias de electrochoque para tratar a pacientes homosexuales, mantiene su nombre a pesar de que en el mes de junio se cambió la denominación de 52 vías públicas por rendir homenaje a nombres relacionados con el franquismo.

[pullquote]El médico aplicó terapias de electrochoque y lobotomías a pacientes psiquiátricos, entre ellos muchos homosexuales[/pullquote]

Sin embargo, a pesar de que el doctor Juan José López Ibor realizó la mayor parte de sus controversiales tratamientos durante la dictadura de Francisco Franco, la calle en su honor permanece con el mismo nombre.

La diputada socialista y transexual, Carla Antonelli, denunció que no se hizo el cambio de nomenclatura y exigió al ayuntamiento madrileño enmendar la falta.

Durante los años 60, el médico aplicó terapias de electrochoque y lobotomías a pacientes psiquiátricos, entre ellos muchos homosexuales, aseveró el también psicoterapeuta Enrique González Duro.

Duro fue aprendiz de López Ibor en su clínica privada, que contaba con unas treinta habitaciones habilitadas para estos tratamientos, comunes en la época.

La homosexualidad era considerada una enfermedad mental, y por lo tanto López Ibor usaba curas extremas, incluso sin el consentimiento y conocimiento de los familiares de sus pacientes.

Ramón Martínez, investigador y autor del libro “La cultura de la homofobia”, aseveró que muchos de los pacientes fueron remitidos al famoso psiquiatra debido a la aplicación de la Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970.

Esta normativa legal obligaba a “rehabilitar” a los miembros de la diversidad sexual, con cualquier tipo de “terapias” disponibles.

Para Martínez, investigador de la organización Memoria Histórica LGTB y la Asociación de Derechos de la Diversidad Sexual, Arcópoli, la calle debe tener otro nombre.

Artículos relacionados

Close