Internacionales

Comunidad Rastafari en Panamá denunció violación de DDHH

Panamá.- La comunidad rastafari de Panamá denunció que se le está violando los derechos humanos a un menor de edad por tener el cabello largo. El motivo fue que el niño no pudo ingresar al colegio por esa causa.

Así lo denunció Eric Moses, presidente de la comunidad Rastafari, quien detalló que al niño James Morgan, de 6 años de edad, no lo dejaron inscribirse en el colegio por lucir una cabellera diferente a los otros menores. El acto de discriminación se produjo en una escuela de la provincia de Colón, Panamá.

[pullquote]Zeballos aseguró que “para nosotros tener el cabello largo es la representación de un voto sagrado, por eso no lo cortamos jamás”.[/pullquote]

De inmediato la comunidad rastafari denunció la violación a los derechos humanos y explicaron que “se están vulnerando varios artículos de la Constitución de la República de Panamá sobre discriminación, así como algunos artículos de la Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

Al respecto, Moses mencionó que los artículos violados fueron los 19, 80, 87, 90, 91, 92, 95 y 96.

El presidente de la comunidad rastafari explicó que en el Artículo 19 de la Constitución se establece que “no habrá fueros o privilegios ni discriminación por razón de raza, nacimiento, discapacidad, clase social, sexo, religión o ideas políticas”. Por su parte, el Artículo 80 señala que “el Estado reconoce el derecho de todo ser humano a participar en la cultura”.

“Vivimos en un país en democracia, y no puede ser posible que se violen los derechos de un menor, muchos menos que, se le impida estudiar. Estamos en pleno siglo 21, y en nuestro país la mayoría de los habitantes somos afrodescendientes”, agregó.

Franklin Zeballos, miembro de la comunidad rastafari explicó que la cultura Rastafari nació en África, y representa a los ancestros. Este es un movimiento espiritual, que tiene una visión de cultura social y política particular, basado en la rectitud, bondad, hermandad y verdad. El cabello largo hace parte de su imagen y estilo personal.

“Para nosotros tener el cabello largo es la representación de un voto sagrado, por eso no lo cortamos jamás”, aseguró Zeballos. En el caso de los alimentos, agregó que “algunos somos vegetarianos, otros veganos, y en menor número, existe un grupo que sí consume carne de pescado.

Aunque la denuncia ya fue hecha por la comunidad rastafaris en Panamá, afortunadamente el menor logró ingresar a un colegio, tras haberse realizado una reunión días después para evaluar su ingreso. Al encuentro asistió la madre del niño y el colectivo de rastafaris panameños.

Erika Rojas

Periodista venezolana

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close