Internacionales

Con López Obrador el pueblo mexicano regresó a la hegemonía y el populismo

Según el pueblo mexicano, la victoria de López Obrador no es más que la victoria de lo popular

Luego de los resultados obtenidos el pasado 1 de julio, donde López Obrador ganó las más grandes elecciones celebradas en México, el pueblo mexicano demostró su idea de cambio.

El candidato de Morena y de la coalición Juntos Haremos Historia, quien con su proyecto con raíces en la izquierda y lo nacional, obtuvo un total de 30 millones de votos, el 53% de los mismos, la cifra más alta obtenida por ningún candidato presidencial en el país azteca.

Y es que los resultados de los comicios demuestran la confianza en un líder que se ha crecido ante las adversidades. Recordemos que esta era su tercera y última candidatura presidencial.

Pero el elegir a López Obrador también significó un voto contra un régimen neoliberal que dejó un México sumido en la violencia, pobreza y desigualdad. Un voto contra el Pacto por México firmado por el PRI, el PAN y el PRD.

Lea también Acción Nacional se pronunció por disputa de cargos de elección mexicana

Andrés Manuel López Obrador ha sentenciado en numerosas ocasiones que se viene la cuarta transformación de México, tras la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana. Una transformación pacífica y democrática (según los estándares de la democracia liberal). Y realmente, los cambios ya se han empezado a sentir.

El pueblo mexicano votó

El pueblo mexicano votó contra un acuerdo autoritario que buscaba nuevamente comenzar un ciclo de reformas neoliberales.

Andrés Manuel López Obrador, el nuevo presidente electo de México

Así mimo, el voto significó el dar una oportunidad al único que no salió en la foto del Pacto por México y prometió derogar la reforma educativa, así como realizar una consulta en torno a la reforma energética, ambas herencias negativas del sexenio de Peña Nieto.

También fracasó en estas elecciones el fraude, la compra masiva de votos en muchas delegaciones de la Ciudad de México (Iztapalapa o Coyoacán, por poner 2 ejemplos) o el país (Puebla) quizás pudo reducir, pero no impedir, el triunfo de López Obrador.

Y estas elecciones han sido sobre todo las del retorno del México plebeyo, las del “primero los pobres”. A pesar que, paradójicamente, Morena y AMLO hayan ampliado su base de votantes con capas medias y medias-altas como nunca antes. Y junto a las y los de abajo  y la juventud que han escogido, aunque también pudiera parecer paradójico, al candidato de más edad para representarles.

En definitiva, es la victoria de lo popular. A partir del 1 de julio, se quiere construir una hegemonía que vaya más allá de una simple mayoría política.

Artículos relacionados

2 thoughts on “Con López Obrador el pueblo mexicano regresó a la hegemonía y el populismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close