Con una cubeta de hielo, esta osa polar se volvió loca

La fabulosa historia de Nora conmueve hasta el corazón más frío. Esta pequeña osa polar nació en el año 2015 en el zoológico de Columbus, ubicado en territorio de los Estados Unidos, tras grandes esfuerzos por parte de los especialistas y veterinarios que lucharon por salvar a estar grandiosa especie. No obstante, después de apenas una semana, la madre se comenzó a alejar de la bebé osa que aún requería desesperadamente su auxilio y asistencia para sobrevivir, hasta que fue evidente que su propósito era dejarla morir.

El zoológico tomó las riendas de su crianza y gracias a ellos la pequeña osa Nora se convirtió en un espécimen maravilloso, que se desarrolla extremadamente bien en su hábitat pero que lamentablemente no puede ser liberada en áreas de la naturaleza silvestre.

Cuando la osa Nora ya se encontraba crecida, el zoológico de Columbus corroboró por segunda vez que únicamente quería lo mejor para ella cuando recibieron una propuesta del zoológico de Oregon: Deseaban encargarse de ella. Su zoológico conservaba más osos polares, más espacio y más recursos generales, sobre todo pensando que Nora conseguiría eventualmente procrear.

Estaría mejor en Oregon, así que la dejaron ir.

 

 

No sé qué parte es mi favorita…

 

 

 

Comments

comments