Continúa la lucha por el gas en México

México.- Esta familia es propietaria de las salchichas Fud; de la más poderosa industrial y fabricante de partes para motor y de las fibras para el poliéster. Es poseedora de Grupo Alfa, que como trama, comercia más que Grupo Bimbo. No había modo de que dejaran pasar a otros.

Según reseñó el portal El Financiero, para ellos, Coahuila, Nuevo León o Tamaulipas son territorios “regiomontanos”. Y todo eso marcha de forma adecuada con gas natural.

Son naturales de San Pedro, la jurisdicción más rica del área metropolitana de la localidad de Monterrey y de la República de México, que es regido por un integrante de la familia, Mauricio Fernández.

Su primo Dionisio Garza Medina pasó a otro primo, Armando Garza Sada, la posición de patriarca de la dependencia familiar en el 2010.

Grupo Alfa resulta el conglomerado de compañías que les heredó su bisabuelo Isaac Garza, un perspicaz contador estudiado en Santander que instituyó la historia empresarial de la capital de Nuevo León.

En el más reciente capítulo de su relación, Dionisio conquistó frente a Armando la primera batalla por las reservas aztecas de gas natural.

Resultado de imagen para Lucharán por gas en México

Ambos combaten por la consigna que apremia su tradición filial: ser dueño del negocio, el primero, nunca ser secundario. En esta oportunidad quieren ser los dirigentes en la producción y comercialización de gas natural. El inconveniente es que los dos pretenden lo mismo.

Dionisio colocó a la familia en el negocio, cuando rigió Alfa. La década pasada el gas natural consiguió un precio récord. Harto de cancelarlo a Pemex a un costo que consideraba injusto, mandó a su ejército a producirlo en Texas ante el impedimento legal de hacerlo en territorio de México.

Así germinó Newpek, la compañía del Grupo Alfa que en este momento opera más de 600 pozos petroleros en ese territorio. Esos trabajos concedieron un ingreso marginal a este grande del área industrial que desde el año 2010 vende más de diez mil millones de dólares cada año.

Pero Newpek dejó la práctica que permaneció en Alfa cuando Dionisio salió abatido del grupo de la familia en el año 2010, después de navegarla 16 años.

The following two tabs change content below.