Contralor chileno rinde cuenta pública

Chile.- El contralor regional, Eduardo Díaz Araya, ofreció una pormenorizada cuenta anual, donde detalló el accionar de esa institución durante el 2015, entregando una serie de cifras donde consignó denuncias ciudadanas, investigaciones especiales y auditorías, además de sugerencias de fiscalizaciones y la instrucción de sumarios, entre otros.

También se refirió a la gestión interna y a los 49 funcionarios con que cuenta, de los cuales el 77% son profesionales.

En parte de su intervención detalló que recibieron 94 denuncias ciudadanas, 19 investigaciones especiales, 24 auditorías. Se tuvieron a la vista 19 sugerencias de fiscalización y se ordenó instruir 44 sumarios. De 168 observaciones, el 76% fueron subsanadas, precisó en su informe.

Consultado al término de su presentación sobre las proyecciones para el 2016, Eduardo Díaz precisó que “como lo traduce el contralor general están asociados al cumplimiento de la función de auditoría, desarrollando el cumplimiento normativo que siempre está presente, también velando por la economía, por la eficiencia y la eficacia en el uso de los recursos públicos, porque eso es lo que también plantea el ciudadano, ver cómo están siendo utilizados los recursos y si cumplen con los objetivos que estaban planteados, en eso estamos poniendo nuestros esfuerzos para el 2016”.

Consultado sobre las fiscalizaciones al Ejército, a propósito de los últimos hechos que se han conocido con la Ley Reservada del Cobre y la investigación al excomandante en jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba, el contralor precisó que el Ejército era una entidad sujeta a su fiscalización “desde el punto de vista normativo nos corresponde su fiscalización y como se ha planteado el último tiempo también se están realizando auditorías en esa materia”.

Además, dijo que a nivel regional su cuenta pública estuvo asociada a los números desarrollados durante el 2015 “con el énfasis de las obras relevantes desde el punto de vista de la correcta utilización de los recursos y con los nuevos desafíos que nos plantea el contralor general, desde el punto de vista de las gestión de auditoría y desde el punto de vista de la gestión jurídica”.

El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, quien estuvo presente en la cuenta pública del contralor regional, la catalogó como muy clara y didáctica, por lo que quienes estuvieron presentes entendieron perfectamente la gestión realizada el año pasado y el resultado que hubo en gestión y en números.

El edil mencionó que en la actualidad la Contraloría no solamente se dedicaba a investigar o a buscar ilícitos, sino que también era colaborativa, lo que se corroboraba en ejemplos como las mesas de trabajo que sostiene con la jurisdicción, lo que les ha permitido trabajar en equipo y subsanar algunos problemas que se han presentado, muchas veces por desconocimiento y por distintos motivos.