Corea del Norte prometió redoblar su programa nuclear como respuesta a la ONU

Corea del Norte-. El gobierno prometió acelerar sus programas militares prohibidos, en respuesta a las “maléficas” sanciones que impuso el Consejo de Seguridad de la ONU, luego de su sexto ensayo nuclear. 

“La adopción de otra ‘resolución acerca de las sanciones’ ilegal y maléfica impulsada por Estados Unidos permite a la RPDC comprobar que el trayecto que ha elegido adoptar es absolutamente correcto”, precisó el ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado por la agencia oficial KCNA, haciendo referencia a la nación por las iniciales de su nombre oficial, República Popular Democrática de Corea.

“La RPDC redoblará sus esfuerzos para elevar sus fuerzas con el fin de proteger la soberanía de la nación y su derecho a la existencia”, añadió el ministerio. 

El Consejo de Seguridad aprobó de forma unánime el lunes la octava serie de sanciones para presionar a Corea del Norte a fin de que renuncie a sus programas balístico y militar prohibidos.

El texto deja establecido un embargo sobre las exportaciones de gas hacia Corea del Norte, una limitación de las exportaciones de petróleo y de productos refinados, y la prohibición de las exportaciones norcoreanas de textil.

Hace poco más de un mes, el Consejo de Seguridad aprobó sanciones para privar al régimen de un tercio de sus ingresos, lo que se traduce en 1.000 millones de dólares anuales.

El ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores cree que la resolución es “una provocación odiosa que busca privar a Corea del Norte de sus derechos legítimos a la autodefensa y asfixiar su Estado y a su población mediante un bloqueo económico total”.

En Seúl, el Ministerio de Unificación confirmó, sin embargo, que se trata de la “respuesta más moderada de Pyongyang a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Washington y sus aliados esperan que el endurecimiento de las sanciones forzará al régimen de Kim Jong-un a regresar a la mesa de negociaciones, pero algunos expertos manifestaron su escepticismo en cuanto al alcance del texto y subrayaron que las anteriores no habían impedido que los programas nucleares y balísticos progresaran.