¿Cuáles son las claves para hacer una dieta feliz?

Estados Unidos.- Recientemente la doctora y especialista Sarah Brewer, autora del texto Eat Well Stay Well (Comer bien, estar bien), determinó un listado de elementos que favorecen al éxito alimentario, donde no exclusivamente aparecen alimentos estratégicos en la dieta sino del mismo modo, hace referencia al buen descanso y la actividad física, que conquistan un rol significativo en el buen estado de ánimo del ser humano.

Según reseñó el portal EFE, estos diez componentes claves para la dieta feliz:

Imagen relacionada

  1. Poca o nula ingesta de alcohol: debido a que contiene las denominadas y conocidas “calorías vacías”, aportando unas siete Kilocalorías por gramo, pero ningún nutrimento. Igualmente, posee un efecto paliativo con acción depresora del cerebro.
  2. Ingerir cambur regularmente: el triptófano que contienen (un aminoácido fundamental que no puede ser emanado por el organismo) impulsa la producción y liberación de serotonina, conocida como la hormona del estado de ánimo o del bienestar, que presenta un resultado sedante sobre el sistema nervioso central.
  3. Una dosis de chocolate negro habitualmente: también incita la liberación de serotonina, que estimula una impresión de calma y prosperidad. Al ingerirlo igualmente se liberan endorfinas, que dan efecto de euforia, bienestar, goce y excitación, y anandamida, un elemento que comunica un sentimiento de felicidad. Lo correcto es que posea al menos un 70% de grumos de cacao.
  4. Hacer ejercicio cada día: activa el metabolismo cuando se ejerce al menos durante 30 minutos casi todos los días.
  5. Consumo de pescado: una investigación divulgada en la revista Journal of Epidemiology and Community Health evidencia que un consumo habitual de pescado conseguiría comprimir hasta en un 17% el peligro de sufrir depresión, debido a la representación de ácidos grasos omega 3 que cambian el dinamismo de la dopamina y la serotonina.
  6. Ingerir abundantes jugos naturales: para suplantar la ingesta de bebidas endulzadas o alcohol.
  7. Nueces y avenas integrales: abundantes en fibra que ofrece impresión de saciedad, ayudando a atenuar el apetito. Igualmente muestran ácidos grasos saludables, optimizan los niveles de colesterol y de glucosa en sangre. Los cereales integrales de igual forma son ricos en vitaminas del complejo B.
  8. El tamaño del plato: manipular un plato más chico favorece el control de las porciones, consumiendo lo justo e impidiendo excesos.
  9. Variedad: resulta primordial que la dieta sea variada para que no se vuelva aburrida y para certificar un aporte justo de nutrientes.
  10. El buen descanso: es esencial para tener la energía necesaria para efectuar ejercicio y soslayar el consumo excesivo de víveres ricos en carbohidratos simples y grasas.