turismo

Cuatro tipos muy raros de turismo

Disfrutar de la mejor comida, playas cristalinas, museos llenos de tesoros o conocer ciudades. Esto es lo que suele ser el turismo tradicional.

Sin embargo, hay un tipo particular de viajero, el que busca cosas fuera de lo común, muy extrañas. Para ellos hay empresas dedicadas a hacer sus fantasías realidad.

Conoce ciertas formas de hacer turismo que rompen algunos moldes. Quizás te anotes en una de ellas.

Vacaciones Atómicas

Para los amantes de todo lo relacionado con armas atómicas y desastres nucleares.

Entre los destinos fijos para estos turistas encontramos Hiroshima, Nagasaki y un museo dedicado al suceso de Chernobyl, situado en Kiev. También se incluyen antiguos campos de pruebas nucleares.

Asimismo, este tipo de turismo tuvo un repunte después del terremoto de Japón de 2011, cuando se registró el accidente con la planta nuclear de Fukushima.

Como si fuera poco, China anunció en 2012 que crearía un resort turístico a partir de una base de pruebas nucleares.

 

Museo de Chernobyl, Kiev

Turismo fuera de mundo

Hay puntos del planeta ligados a actividad extraterrestre, ya sea por extraños accidentes que se dieron en ellos o por leyendas urbanas.

Esto ha dado pie a que algunos sitios exploten estas creencias y las conviertan en su principal atractivo, como Roswell, Estados Unidos.

De esta forma, hay quienes organizan tours para observar el cielo, con la esperanza de ver algún visitante de las estrellas.

Entre los parajes preferidos para el avistamiento de Ovnis tenemos a San Clemente (Chile), Tepoztlán (México), Molebka (Rusia), Lajas (Puerto Rico), entre otros.

 

 

De muerte lenta

Entre uno de los más extraños, encontramos el turismo en torno a lugares donde ocurrieron suicidios o muertes en masa.

Puede incluir espacios donde se hayan registrado desastres naturales, sitios históricos o puntos en los que se hayan dado atentados.

Los lugares visitados por los amantes de la muerte incluyen el Castillo Poenari de Drácula, en Rumania; y El Coliseo, en Roma.

Cuando se trata de terremotos, deslaves o cualquier otro fenómeno de la naturaleza, este tipo de turismo puede hasta interferir con las labores de rescate.

 

El Castillo del Conde Drácula, quien pasó a la historia como un ser sanguinario.

Turismo freak/pop

Se trata de visitar sitios ligados a la cultura pop, es decir, sitios ligados a películas, música, comics, series de Tv, étc.

Entre ellos encontramos:

-Hobbiton, set al aire libre construido para El Señor de Los Anillos, en Nueva Zelanda.

-La estatua gigante de Mazinger (Tarragona)

-Then Cavern, lugar sagrado para los seguidores de Los Beatles, en Liverpool.

-Para los fanáticos de Elvis, siempre estará Graceland.

-Los amantes de Harry Potter acuden masivamente al Alnwick Castle.

 

Graceland, lugar de culto para los fanáticos de Elvis

 

Hobbiton, para los amantes de Tolkien