Cultura

Cuba: Casas de Cultura enfocaron su trabajo hacia el buen funcionamiento

Programa de Desarrollo Cultural se propone la recuperación de estos centros

En el mes de enero de 1978 se emitió la Resolución No. 8, fundando el Sistema de Casas de Cultura, que ha estado subordinado técnica y metodológicamente al Ministerio de Cultura cubano.

En este sentido, se creó el programa de desarrollo cultural hasta el año 2020, en aras de impulsar la recuperación de esos centros.

Algunas Casas de Cultura poseen un estado de infraestructura regular o malo, lo cual implica la sustitución de parte del equipamiento y la concesión de materiales de trabajo.

En este contexto, las celebraciones por los 40 años de este programa, propiedades como los de Jatibonico, Taguasco, La Sierpe, Yaguajay y Mayajigua exhibieron un nuevo rostro, y la proyección es continuar con otros como por ejemplo: el de Trinidad, un edificio patrio con alto grado de deterioro.

Según Rolando Lasval, director provincial de Cultura, “la intención es que las instituciones que se terminen dispongan de un sistema de audio, de mobiliario nuevo, o al menos reparado, y de otras condiciones que faciliten el trabajo”.

También explicó que aún cuando la recuperación de la infraestructura es una parte tangible y que tiene impacto entre los lugareños, no es lo más importante, pues para nadie es un secreto que en la actualidad hay un éxodo de instructores de arte motivado por diversas causas.

Problemáticas en las Casas de Cultura

La ausencia de condiciones de trabajo apropiadas y también de compromiso de algunos profesionales ha conllevado a que en Sancti Spíritus permanezcan en el sistema de Casas de Cultura solo 596 educadores de arte.

Lasval apuntó que “la provincia puede ofrecerle algunas condiciones para su desempeño, otras dependen del país puesto que se trata de recursos que se importan”.

Además, dijo que “ello no quiere decir que se carezca de un fuerte movimiento de artistas aficionados; existe y está presente en cada actividad”.

Incluso, con el propósito de elevar esa potencia e imprimirle mayor eficacia a su labor, ya hay algunas Casas de Cultura administradas por instructores de arte.

El directivo especificó que se trata de un trabajo progresivo y más complejo ya que el principal problema que enfrentan estas instalaciones es el recurso humano.

Kreisly Bednarczyk

Licenciada en Educación Inicial. Experiencia en redacción de medios digitales en portales como La Mega de Toronto (Canadá).

Artículos relacionados

Close