Internacionales

Cuba no debe discriminar cubanoamericanos

Miami.- John Kerry, secretario de Estado, sentenció la política de Cuba que excluye a los estadounidenses que nacen en Cuba y que desean viajar a la isla por vía marítima, y juzgó a Carnival Corporation por hacer cumplir esta normativa.

El gobierno norteamericano no perdonará la exclusión. El gobierno de Cuba no debe tener el derecho a implantar esta política para viajar”, dijo Kerry durante una entrevista con el Miami Herald y CNN en Español en Miami.

El Secretario de Estado expresó que “los ciudadanos de Estados Unidos, incluyendo a los cubanos residentes, poseen el derecho de poder viajar“. Asimismo, dijo que Estados Unidos no debe verse en la obligación de imponer su política sobre este tema.

Por otra parte, Kerry pidió al gobierno de Cuba hacer una modificación a esa política y reconocer que si quieren relaciones normales con Estados Unidos, deben de respetar las leyes internacionales y no nada más las cubanas.

Al preguntarle si Carnival debe posponer sus planes de comenzar los viajes en cruceros a Cuba hasta que se permita a los cubanoamericanos viajar a la isla, Kerry dijo: “Carnival no debe discriminar”.

Como parte de las medidas del presidente Barack Obama para normalizar las relaciones con Cuba, la línea Fathom, filial de Carnival, planea hacer su primer viaje a Cuba el 1º de mayo y tienen pensado viajes de una semana con escalas en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Carnival fue la primera compañía estadounidenses de cruceros que recibió aprobación del gobierno cubano para iniciar viajes regulares entre los dos países. Pero la compañía informó a los estadounidenses nacidos en Cuba que trataron de comprar boletos para visitar la isla en esos viajes que no podrían hacerlo, porque las leyes cubanas les prohíben viajar a la isla por mar.

El pasado miércoles presentaron una demanda contra Carnival Corporation y Fathom en Miami a nombre de una pareja de cubanoamericanos a quienes no les negaron unos boletos para el viaje. La demanda afirma que la compañía infringe la ley federal que prohíbe la discriminación sobre la base del origen nacional. Fathom aclara en su portal que “la política de Carnival es acatar las normas y leyes de los países adonde viaja en todo el mundo”.

Carnival ha dicho que solicitaron al gobierno de Cuba modificar su política al respecto.

Un grupo de ciudadanos cubanoamericanos realizaron una protesta frente a las oficinas de Carnival en Miami. El miércoles, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, incitó a Carnival a cancelar sus cruceros a Cuba si los cubanoamericanos no pueden adquirir boletos, y dijo que la línea de cruceros no cumplen con la ordenanza condal en materia de derechos humanos.

Kerry estuvo en Miami para pronunciar un discurso durante una ceremonia de graduación en el Miami Dade College.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close