Medio Ambiente

¡Cuidado con los bocadillos! Pueden contener glifosato

La utilización del glifosato dentro de la producción agrícola es alarmante, debido a los efectos que puede tener en la salud y el medioambiente en general.

El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo, es descrito como “probablemente” cancerígeno de acuerdo con el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud.

El glifosato tuvo su origen en la empresa Monsanto, que lo mercantilizó con el nombre de Roundup.

Se trata de un químico de amplio espectro, que se convirtió en el más popular del mundo y también el más controversial.

Es importante saber cómo puede afectar lo que comemos, ya que muchos de nuestros alimentos lo pueden contener sin que lo sepamos.

¿Cómo se comercializó el glifosato?

“La primera vez fue patentado como destapacaño, porque es un elemento químico que enlaza fuertemente algunos metales, entonces sacaba el sarro. Después se vio que tenía una acción herbicida y también hay otras patentes que tienen al glifosato como antibiótico”, declaró a la revista Big Bang, Claudio Martínez Debat, quien es doctor en biología molecular por la Universidad de la República de Uruguay.

Martínez efectuó el primer análisis a nivel mundial que realizó el estudio la composición de alimentos transgénicos más glifosato.

 La investigación se realizó en México y además fue desarrollada junto a un equipo de científicos del Instituto de Ecología del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM.

Los resultados fueron asombrosos:

  • Cerca del 90% de las tortillas y bocadillos que se consumen en México contienen secuencias de maíz transgénico.
  • Un 40% de esos alimentos también contiene glifosato.

“¿Por qué glifosato y transgénicos? Porque los transgénicos fueron diseñados para resistir dosis masivas de glifosato u otros herbicidas, que son peores”, manifestó Martínez Debat.

En relación a si existe en el mercado otra opción a este tipo de productos de gran impacto tóxico, el especialista hizo énfasis en la agroecología.

“Nosotros estamos convencidos que es la única alternativa a este modelo. Basada en una ciencia muy profunda, muy intensa, y en una biotecnología que esté al servicio de la población, y no de intereses particulares o de lucro”, puntualizó Martínez

Etiquetas

Artículos relacionados

Close