Internacionales

Curazao exigió al gobierno de Venezuela reabrir frontera aérea y marítima

El 5 de enero, Nicolás Maduro anunció el cierre por 72 horas con estas islas caribeñas

El Parlamento de Curazao aprobó una moción para exigirle a Venezuela que reabra las fronteras aéreas y marítimas que cerró el pasado 5 de enero en contra de la isla, Aruba y Bonaire, presumiendo que en estos territorios existen contrabandistas que perjudican su economía.

La proposición, aprobada la noche de este martes, indica que el bloqueo comercial que impuso el presidente venezolano Nicolás Maduro hace ya más de dos semanas ha comenzado a tener efectos negativos en la vida de los ciudadanos de las tres islas y la economía de estos territorios holandeses.

El pasado 5 de enero, el jefe de Estado venezolano anunció el cierre, por 72 horas, de las comunicaciones del país petrolero con estas islas caribeñas para poner en marcha un operativo que acabe con los contrabandistas de oro y cobre “que le dañan la economía a Venezuela”.

Sin embargo, la semana pasada el Gobierno de Venezuela extendió el cierre de sus fronteras con estas tres islas por tercera ocasión, con la posibilidad de que el mismo sea durante un tiempo indefinido.

La decisión de Maduro se dio a pesar de que su gobierno y los tres territorios holandeses aprobaron un borrador para levantar el castigo.

El fin es prevenir la piratería

La moción parlamentaria indica además que mientras el Gobierno venezolano le pide a las islas que “hagan más” para prevenir el contrabando de oro y cobre a Venezuela, la administración de Curazao, sin ofrecer detalles, aseguró que “se está haciendo todo lo posible para prevenir la piratería”.

Sin embargo, las autoridades de Curazao creen que Maduro no está dispuesto a aprobar el borrador.

Por su parte, el primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, cuestionó al Gobierno de Venezuela del porqué tomó la exigente decisión sin antes discutir el problema y buscar una solución entre ambos países.

“Ahora debemos aventajarnos sobre la situación con urgencia a través de canales diplomáticos y urgentemente formalizar un trato que se había acordado hace dos semanas”, dijo.

Rhuggenaath, no obstante, reconoció que a su Gobierno lo estaban culpando por el embargo de petróleo guardado en tanques en sus puertos por compañías internacionales de envío

Artículos relacionados

Close