Declaración DDHH fue traducida ya a 500 idiomas

Se conoce que actualmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos es el documento más traducido en el planeta y ya ha alcanzado un total de 500 traducciones en diferentes idiomas.

Son seis los idiomas oficiales que están presentes en las Naciones Unidas (árabe, chino, español, francés, inglés y ruso) y son hablados por miles de millones de personas. Por su parte, el idioma nativo ¨pipil¨ es hablado por unas 50 personas en El Salvador y Honduras. La Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) es el documento que más se ha traducido en todo el mundo.

Para poder llegar al final de estas traducciones se celebraron diversos debates con algunas de las aldeas más recónditas, quienes de igual modo aprendieron a cómo deberían proteger sus propios derechos ante los diferentes organismos.

Una de las últimas lenguas es el quechua boliviano del norte, una variante de la familia de lenguas originarias de los Andes, que cuenta con más de 116.000 hablantes en los territorios situados al norte de La Paz, la capital de Bolivia.

Motivado por este hito, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Hussein, afirmó que el creciente número de traducciones subraya la universalidad de la Declaración y el poder de sus palabras, que resuenan en todas las culturas e idiomas.

El importarte texto de seis páginas, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, es un documento histórico que establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales para ser universalmente protegidos.

Actualmente, el libro Guinness de Récords Mundiales declaró el documento como el más traducido en noviembre de 1999, cuando alcanzó los 298 idiomas y actualizó la certificación en 2009, cuando el número llegó a 370.

A partir de ese momento, el flujo de traducciones por las oficinas gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y personas comprometidas ha continuado y hoy en día el texto está disponible en idiomas y dialectos de todo el mundo, desde abjasio hasta zulú.

Si se desean, se pueden consultar las traducciones en yao y en kurundi en la página web de la OACDH, cosa que, según manifiestan, les hace impulsar aún más las ganas de trabajar en ello.

 

The following two tabs change content below.