Internacionales

Declararon emergencia agropecuaria en Buenos Aires

Unos 27 municipios atraviesan fuerte sequía

Durante una reunión de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la provincia de Buenos Aires (Cedaba), se declaró la semana pasada un estado de emergencia agropecuaria, para los 27 municipios que están siendo afectados por la sequía.

Los municipios declarados en emergencia son: Alberti, Bragado, Navarro, Tornquist, Saladillo, Puan, Coronel Suárez, 25 de Mayo, Saavedra, Pergamino. Así como también 9 de Julio, Bolívar, Castelli, General Belgrano, Ramallo, Bahía Blanca, Adolfo Alsina, Junín, Daireaux, Olavarría, General Alvear. Del mismo modo Guaminí, Azul, San Nicolás, Exaltación de la Cruz, Campana y La Madrid.

El Ministerio de Agroindustria bonaerense informó: “Para medir grados de afectación se utilizó en la oportunidad un índice que la cartera de Agroindustria trabajó con la Dirección de Clima de INTA como respaldo institucional. Se trata de una variable que usarán Córdoba, Santa Fe y la Nación en el momento de la homologación”.

Desde la cartera bonaerense agregaron que la medida permitirá obtener beneficios impositivos para campos con más del 50 por ciento de afectación. Por ejemplo prórrogas en el pago de impuestos como el Inmobiliario Rural y reprogramación de obligaciones con el Banco Provincia.

Exigencias de la FAA

Por su parte, previo al dictamen los dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA) reclamaron “respuestas urgentes” al gobierno para enfrentar “la peor sequía del último siglo”.

Habían denunciado que “mientras los productores enfrentamos solos los problemas climáticos y nos fundimos por falta de políticas contracíclicas, las multinacionales del sector especulan con la liquidación”.

Con miras a analizar la situación celebraron un nuevo plenario de entidades. Allí participaron Omar Príncipe, presidente de FAA junto a los representantes de 23 filiales, cooperativas y centros de juventud.

En ese entonces las pérdidas en maíz y soja de segunda ascendían entre el 60 y 80 por ciento. Asimismo, compartieron datos de Inta Oliveros y Casilda. Mostraron información fehaciente para la evaluación de los daños por parte de las autoridades provinciales.

Del mismo modo, los delegados presentes, valoraron los riesgos de pequeños y medianos productores. “Ante las pérdidas, no podrán hacer frente a todas las deudas. Incluso las contraídas para la adquisición de insumos en sus cooperativas”.

Vea también Bajaron los inventarios de carne, pero aumentó 4,4% su precio en Argentina

Artículos relacionados

Close